El progreso puede matar: una ‘epidemia’ de VIH azota a indígenas en Venezuela 15 enero 2016

Una epidemia de VIH está diezmando a los waraos en Venezuela.
Una epidemia de VIH está diezmando a los waraos en Venezuela.

© Fiona Watson/Survival

Los expertos revelan que una “epidemia” del virus de VIH/SIDA está diezmando al pueblo indígena warao en Venezuela.

La noticia es un impactante reflejo de las devastadoras consecuencias que la pérdida de territorio y autonomía tienen sobre los pueblos indígenas y tribales, tal y como detalla el informe de Survival International El progreso puede matar.

Hasta hace relativamente poco los waraos desconocían el virus: no fue hasta 2007 que se registraron los primeros casos. Una cepa particularmente agresiva del VIH afecta ahora a decenas de comunidades waraos y se propaga con rapidez.

Un estudio llevado a cabo en ocho comunidades desvela que un 10% de los waraos han contraído el virus. Estos niveles son 20 veces superiores a la media de la sociedad venezolana, y duplica los del África subsahariana.

Asimismo, los niveles de contagio entre bebés waraos alcanzan también niveles alarmantes.

“Nos está matando, uno por uno”, manifestó un hombre warao.

Según los expertos, los mineros ilegales propagaron el virus entre este pueblo indígena. A ello se suma que muchos waraos han emigrado a poblados cercanos en busca de trabajo, a raíz de la contaminación de sus ríos por las compañías petroleras, y han contraído la enfermedad de los no indígenas.

La minería y la exploración petrolífera son rampantes en Venezuela y amenazan la supervivencia de varios pueblos indígenas, quienes han protagonizado protestas en los últimos años.

Los waraos también sufren elevadas tasas de hepatitis, tuberculosis y otros problemas de salud. Tienen acceso limitado a atención sanitaria a pesar de las reiteradas peticiones al Gobierno.

Los waraos viven en el Delta del Orinoco, región situada al este de Venezuela. Muchos habitan en palafitos, casas con techos de paja edificadas sobre los ríos con soportes y estacas de madera, y mantienen una estrecha conexión con sus entornos fluviales, de los que dependen para obtener agua potable, alimento y transportarse.

Survival está pidiendo a la ONU que refuerce con más efectividad la protección de los derechos territoriales de los pueblos indígenas y exhorte a las autoridades venezolanas y a los gobiernos de todo el mundo a que cumplan sus obligaciones para con sus pueblos indígenas.

Más información:

- Una versión actualizada del informe El progreso puede matar de Survival está disponible en inglés.

 

Comparte este a noticia.

 

Suscribir

Recibe un mensaje mensual con noticias sobre pueblos indígenas:

Suscríbete a nuestras RSS:

 

o síguenos en la web:

Archivo de noticias