India - La detención de un guardaparques confirma la opinión de las tribus de Kaziranga

Esposa de un hombre asesinado en el bosque después de que el Departamento de Bosques le llamara para trabajar.
Esposa de un hombre asesinado en el bosque después de que el Departamento de Bosques le llamara para trabajar.

© Survival

La detención de un guarda del Parque Nacional de Kaziranga en India (conocido por su infame política de “disparar en el acto”) tras un incidente prueba, según la gente del lugar, lo que llevan largo tiempo afirmando: se ha disparado a muchas personas como si fueran “cazadores furtivos” que en realidad eran habitantes inocentes de la zona.

Tres lugareños, uno de ellos de la tribu mising, han sido torturados y golpeados por funcionarios forestales de Kaziranga después de que vendieran ganado en un mercado. Denuncian que la policía les arrebató su dinero, les golpeó y les amenazó con dispararles y afirmar que eran furtivos pillados in fraganti.

Uno de ellos logró escapar y consiguió ayuda. Subal Bawri, un hombre indígena, intentó intervenir pero también fue duramente golpeado. Las víctimas piensan que de no haber llegado más pobladores habrían sido asesinados.

Los hombres han presentado una queja formal a la policía contra el trato recibido, y las comunidades han realizado protestas. Aseguran que se trata de un abuso de la inmunidad legal con la que cuentan los guardaparques, en principio como ayuda para que protejan a la fauna salvaje. Uno de los guardaparques ha sido detenido.

Los guardaparques del Parque Nacional de Kaziranga van armados y tienen inmunidad efectiva contra enjuiciamientos.
Los guardaparques del Parque Nacional de Kaziranga van armados y tienen inmunidad efectiva contra enjuiciamientos.

© Agence France Presse

Subal Bawri declaró en este vídeo: “Vi al oficial [guardaparques] y a dos militares [Fuerza de protección del bosque de Assam]. Los dos hombres sujetaban las manos de Arshad Ali y el oficial tenía un fajo de billetes en una mano y una botella rota en la otra. Le escuché decir muy claramente: ‘Te mataré con esta botella, te llevaré al río y dispararé sobre ti’. Escuchando esto me enfadé mucho y le pregunté si son gundas (villanos). También le dije que ‘el Gobierno le está dando este uniforme y gasta mucho dinero para que tú hagas tu trabajo en Kaziranga. ¿Has venido a cometer un asesinato? Así que así es como has estado engañado a personas inocentes como si fueran cazadores furtivos y estás protegiendo a los que de verdad lo son’”. Tras decir esto lo agarraron del cuello y dos oficiales le golpearon.

Según los testigos, escucharon a los guardaparques amenazar específicamente con disparar a dos de los hombres y afirmar que eran furtivos.

Los guardaparques de Kaziranga tienen inmunidad efectiva contra enjuiciamientos y reciben instrucciones para disparar en el acto sobre cualquier sospechoso de furtivismo. Según estimaciones, en los últimos veinte años han sido asesinadas allí 106 personas, entre las que se encontraba un hombre con una discapacidad severa que merodeaba por los límites sin señalizar del área protegida.

Indígenas denuncian palizas a manos de guardaparques, Kaziranga.
Indígenas denuncian palizas a manos de guardaparques, Kaziranga.

© Survival

A raíz de las denuncias de Survival por su política de “disparar en el acto” y por los disparos en julio de 2016 a Akash Orang (un niño indígena de siete años que quedó lisiado de por vida) que provocaron una oleada de indignación internacional, la BBC grabó un reportaje sobre lo que sucede en Kaziranga.

Varios guardaparques de Kaziranga han sido detenidos por estar implicados en el comercio ilegal de animales salvajes, a pesar de estar contratados para proteger a los tigres y a los rinocerontes de un solo cuerno en peligro de extinción que viven en el parque.

Survival International lidera una campaña global contra estos abusos en nombre de la conservación de la naturaleza, y promueve un nuevo modelo que respete los derechos de los pueblos indígenas.

Muchas personas dentro y alrededor de Kaziranga fueron trasladadas allí por los británicos para que trabajaran en plantaciones de té. Ahora se enfrentan a la expulsión y al hostigamiento frecuente de los guardas forestales.
Muchas personas dentro y alrededor de Kaziranga fueron trasladadas allí por los británicos para que trabajaran en plantaciones de té. Ahora se enfrentan a la expulsión y al hostigamiento frecuente de los guardas forestales.

© Survival

Los pueblos indígenas han cuidado y dependido de sus entornos durante miles de años. Son los mejores conservacionistas y guardianes del mundo natural. En una reserva de tigres en el sur de la India, donde los indígenas consiguieron que se respetara su derecho a quedarse, la población de tigres aumentó considerablemente por encima de la media nacional.

A pesar de ello, los pueblos indígenas y tribales se enfrentan a arrestos y palizas, tortura e incluso muerte en nombre de la conservación de la naturaleza.

El director de Survival International, Stephen Corry, declaró: “Incidentes como este muestran la verdadera cara de la conservación que se implementa en lugares como Kaziranga: con una violencia horrenda y corrupción entre funcionarios, mientras se culpa a los indígenas de dañar el medioambiente. Es un engaño. Y está perjudicando a la conservación de la naturaleza. ¿Cuándo despertará la gente ante el hecho de que el actual modelo de conservación está matando a pueblos indígenas? Esta clase de horror no va a proteger al rinoceronte o al tigre”.

Vídeo de indígenas de Assam (India) que denuncian la violencia y la extorsión sufridas a manos de los guardas forestales de Kaziranga.