Los guaraníes piden justicia en la “Gran Asamblea”

"Niños guaraníes."
"Niños guaraníes."
© João Ripper/Survival

Doscientos cincuenta indígenas guaraní-kaiowá y sus partidarios participaron el pasado fin de semana en un “Aty Guasu”, o “Gran Asamblea”, en el estado brasileño de Mato Grosso do Sul.

La demarcación territorial y la violencia fueron los principales temas tratados durante el encuentro. El último día de la asamblea, los guaraníes entregaron sus reivindicaciones a la FUNAI (Departamento de Asuntos Indígenas del Gobierno brasileño), así como al Ministerio Público Federal.

La asamblea conmemora los 25 años desde el asesinato del líder indígena Marçal Tupã-i, en el umbral de su casa en noviembre de 1983. Asimismo, celebra los 10 años desde que los guaraníes reocuparon sus territorios tradicionales, Ñanderu Marangaty, donde tuvo lugar el encuentro.

En la asamblea se pidió que las autoridades aceleren el reconocimiento de las tierras indígenas y que se lleve ante la justicia a los asesinos que han acabado con las vidas de muchos líderes indígenas en los últimos 25 años.

El territorio guaraní Ñanderu Marangatu fue demarcado en 2005, pero gran parte sigue ocupado por terratenientes que están impugnando la ratificación en los tribunales. Los guaraníes se ven obligados a vivir en una reducida parte de su tierra originaria y constantemente se ven amenazados por pistoleros de los granjeros.

El pasado 25 de octubre, los pistoleros dispararon a un grupo de jóvenes y niños guaraníes. Aunque algunos lograron volver corriendo a la comunidad, muchos se vieron forzados a huir al bosque donde desaparecieron durante ocho horas. Los adultos que intentaron buscarlos también fueron disparados.

Survival International ha abierto un fondo para apoyar a los guaraníes, en asociación con la película “Birdwatchers” protagonizada por indígenas guaraní-kaiowá. Todos los donativos serán destinados a ayudarles a defender sus derechos, sus tierras y su futuro.