Alegría indígena al ver confirmados sus derechos territoriales por el Supremo Tribunal 11 diciembre 2008

Niños makuxi en Uiramutã, Raposa Sierra del Sol, Brasil.
Niños makuxi en Uiramutã, Raposa Sierra del Sol, Brasil.
© 1996 Fiona Watson/Survival

Indígenas de todo Brasil celebran hoy que la mayoría de jueces del Supremo Tribunal Federal haya confirmado sus derechos territoriales en un juicio clave. Los representantes indígenas han declarado que esta decisión, que precisamente se produjo ayer durante la celebración del 60º aniversario de la Declaración Universal de Derechos Humanos, supone una “gran victoria”.

La sentencia afecta al territorio indígena de Raposa-Serra do Sol (“Tierra del Zorro y Montaña del Sol”), en el estado amazónico de Roraima. Un pequeño grupo de poderosos terratenientes agrícolas que ambicionan la tierra de los indígenas y que cuentan con el respaldo de políticos locales, había solicitado al Supremo Tribunal que revocase el reconocimiento legal del territorio, que el presidente Lula ratificó en el año 2005.

Ayer, ocho de los once jueces del Supremo Tribunal confirmaron los derechos de los indígenas sobre la tierra, argumentando que había sido demarcada conforme a la Constitución. Afirmaron la importancia de mantener los territorios indígenas como áreas unidas y continuas, y establecieron que los territorios situados en los bordes fronterizos de Brasil no suponen un riesgo para la soberanía nacional.

Los cinco pueblos indígenas de Raposa habían luchado durante 30 años para recuperar su tierra ancestral. El grupo de terratenientes se negó a abandonar la zona cuando fue demarcada como territorio indígena y desde la demarcación han llevado a cabo una campaña de violencia contra los indígenas para evitar ser expulsados de la tierra.

Unas impactantes imágenes grabadas el pasado mes de mayo muestran a varios pistoleros contratados por uno de los terratenientes atacando a una comunidad indígena makuxí con bombas caseras y disparos. El ataque se saldó con un balance de 10 indígenas heridos.

Los jueces también resolvieron que los terratenientes agrícolas deberían abandonar Raposa-Serra do Sol, pero no especificaron cuándo. Esto se decidirá cuando el fallo se concluya durante la próxima sesión del juicio que comenzará en febrero del 2009, cuando los tres jueces restantes emitan sus dictámenes.

Jacir José de Souza, líder makuxí del Consejo Indígena de Roraima, declaró: “La Tierra es nuestra Madre. Estamos contentos de haberla recuperado y de que el Supremo Tribunal haya defendido a los pueblos indígenas”.

Los indígenas de Raposa-Serra do Sol creen que la pérdida de su tierra hubiera destruido su forma de vida. Todos los indígenas de Brasil temían que si el Supremo Tribunal Federal hubiera revocado la demarcación de su territorio, se habría dejado a sus tierras expuestas a tener que enfrentarse a decisiones legales similares.

El movimiento internacional por los pueblos indígenas, Survival International, ha manifestado: “Estas son noticias fantásticas para los pueblos de Raposa-Serra do Sol. El Gobierno brasileño debe asegurar ahora que los terratenientes agrícolas abandonan la zona y que finaliza la campaña de terror contra los indígenas. También debe asegurar que se respetan en todo el país los derechos territoriales de los indígenas, para que nunca más volvamos a ver semejantes ataques a los indígenas en su propia tierra”.  

Más información:
Laura de Luis
comunicacion@survival.es
Tel. (00 34) 91 521 72 83  

 

Comparte esta noticia.

 

Actúa ahora para ayudar a Indígenas Raposa-Serra do Sol

Tu ayuda es fundamental para la supervivencia de los indígenas de Raposa-Serra do Sol. Puedes colaborar de muchas formas.

Suscribir

Recibe un mensaje mensual con noticias sobre pueblos indígenas:

Suscríbete a nuestras RSS:

 

o síguenos en la web:

Archivo de noticias