Empresa japonesa ambiciona tierra de indígenas aislados

Logo de Petrobras.
Logo de Petrobras.
© Survival

La empresa japonesa Inpex Corporation ha comprado una participación del 25% en una concesión de hidrocarburos ubicada en un área remota de la Amazonia peruana.

La concesión, conocida como Lote 117, se encuentra en el norte de Perú e incluye un área habitada por indígenas aislados.

Inpex compró este 25% a la empresa brasileña Petrobras , que aún conserva el 50% de la concesión. La adquisición de Inpex fue anunciada por Perupetro y dada a conocer por la agencia de noticias Dow Jones.

En la información difundida por Dow Jones no se menciona que el Lote 117 incluye territorio de indígenas aislados, ni tampoco que hace tan sólo nueve días la organización indígena amazónica AIDESEP publicaba un comunicado sobre tres organizaciones indígenas locales que se oponen a la presencia de empresas de hidrocarburos en la región.

“No aceptaremos el ingreso de las petroleras”, decía la declaración firmada en la reciente reunión de una organización local.

El año pasado AIDESEP publicó comunicados de las organizaciones de los indígenas secoya y kichwa en los que rechazaban la presencia de Petrobras en el Lote 117. La colombiana Ecopetrol también cuenta con una participación del 25% en el lote.

Survival está instando a que todas las empresas abandonen sus actividades en las regiones habitadas por indígenas aislados o en cualquier área donde no cuenten con el consentimiento previo, libre e informado de la población local.