Un guarda forestal de Sri Lanka mata a un indígena 27 marzo 2012

Muchos wanniyala-aeto han sido multados por cazar en su selva. Algunos han muerto por disparos.
Muchos wanniyala-aeto han sido multados por cazar en su selva. Algunos han muerto por disparos.
© Survival

Un guarda forestal ha matado de un disparo a un joven del pueblo indígena wanniyala-aetto por cazar en el territorio ancestral de su tribu.

Fuentes locales aseguran que Thalawarige Sunila estaba cazando dentro del parque nacional cuando fue disparado por el guarda forestal, tras lo cual murió.
Aunque tenía un permiso que le permitía estar en el parque, no tenía permiso para cazar. El guarda ha sido arrestado.

Los wanniyala-aettos, a quienes los foráneos comúnmente llaman veddas, tienen prohibido cazar y recolectar en su selva sin permiso desde que en 1983 fuera declarada parque nacional.

Apelotonados en pequeñas parcelas de tierra fuera del parque, muchos wanniyala-aettos tienen dificultades para alimentar a sus familias.

No es la primera vez que un wanniyala-aetto muere por cazar en su selva ancestral. En los últimos años, tres miembros más de esta tribu, todos ellos con permisos, han muerto por disparos de guardas forestales.

Muchos wanniyala-aettos quieren regresar a sus tierras en el Parque Nacional de Maduru Oya y que se les permita cazar y recolectar frutos para comer sin ser acosados ni ser objeto de ataques violentos.

Un hombre wanniyala-aetto llamado Tapal Bandialetto dijo a Survival: “Si la próxima generación espera aquí, aprenderán a beber, a fumar y a apostar. Todo lo malo. Deben volver a la jungla mientras son aún jóvenes, y volver al sistema tradicional. Todo se está perdiendo”.

 

Comparte esta noticia.

 

Suscribir

Recibe un mensaje mensual con noticias sobre pueblos indígenas:

Suscríbete a nuestras RSS:

 

o síguenos en la web:

Archivo de noticias