Los guaraníes demuestran un coraje increíble

© Simon Rawles/Survival

Estimado/a simpatizante:

El mes pasado la comunidad guaraní de Pyelito Kuê nos contó que pensaba realizar una retomada (reocupación de su tierra ancestral). Para prepararse, niños, hombres y mujeres se reunieron en su oca (lugar de culto comunitario) y, guiados por sus ancianos espirituales, danzaron, cantaron y rezaron durante horas pidiendo valor y esperanza por un futuro mejor en su tierra.

En Survival siempre vivimos la noticia de una inminente retomada con gran preocupación. Tras varios días intentando contactar con la comunidad, por fin logramos hablar con su líder Marcio. Nos contó que dos días después de la retomada su comunidad fue víctima del ataque de los pistoleros. A él y a treinta guaraníes más los amontonaron en la parte trasera de una camioneta, los trasladaron lejos y los abandonaron finalmente en una cuneta. Las mujeres y los niños huyeron.

Estas fueron sus palabras: “Es terrible. Los pistoleros nos atacaron en medio de la noche. Quemaron todo. Nos dispararon. Algunos de mis familiares resultaron heridos y muchos huyeron. No sé dónde ni cómo están ahora”.

Marcio se salvó por muy poco. Los líderes guaraníes están siendo asesinados uno a uno en ataques sistemáticos. Solo tres semanas antes pistoleros contratados por terratenientes asesinaron a Semião Vilhalva, un joven líder de la comunidad vecina de Ñanderú Marangatú .

Las retomadas son realmente aterradoras. Hace falta mucho valor para enfrentarse a terratenientes y pistoleros hostiles que disparan contra tu comunidad un día tras otro. Entonces, ¿por qué lo hacen? ¿Por qué cada vez más y más guaraníes están dispuestos a llevar a cabo retomadas?

Pues porque están cansados… cansados de esperar a que se haga justicia y se cumplan las promesas del Gobierno. Según la Constitución de Brasil, para el año 1993 ya se les debería haber devuelto su tierra, pero han transcurrido veintidós años desde entonces y muchos guaraníes continúan sin tierras y desposeídos. Hacinados en minúsculas parcelas de tierra, con frecuencia situadas en los peligrosos bordes de carreteras, los guaraníes sufren el impacto de la contaminación, la enfermedad, el hambre y una de las tasas de suicidio más altas del mundo.

Durante el ataque a Pyelito Kuê, los pistoleros destruyeron también los equipos de comunicación del proyecto Voz Indígena de Survival, una innovadora iniciativa que permite a pueblos indígenas remotos comunicarse directamente con el mundo. Estamos trabajando para reestablecer el contacto de la comunidad lo antes posible. No vamos a consentir que sean silenciados.

Y a pesar de todo los guaraníes se mantienen determinados. “Haremos todo lo necesario para retomar nuestras tierras. No nos rendiremos”, aseveró Marcio.

¡No te rindas tú tampoco! Hace unas semanas te pedimos que escribieras a la presidenta Dilma Rouseff para exigirle que demarque el territorio guaraní. Y ahora necesitamos urgentemente tu apoyo para redoblar nuestros esfuerzos con esta campaña.

Nuestro modelo de financiación depende de la generosidad de personas como tú. Sabemos que son muchas las causas necesarias y recaudar fondos de personas individuales no es fácil, pero tu apoyo económico es crucial para seguir defendiendo a los pueblos indígenas de forma independiente, sin dejaremos influir por gobiernos y corporaciones.

Con una aportación de solo 5€ al mes nos permitirías planificar las denuncias futuras e redoblar nuestros esfuerzos de campañas. Si ya eres socio/a, por favor, da un paso más y haz un donativo para impulsar esta campaña. El futuro de los guaraníes y de los pueblos indígenas depende de ti.

Gracias por tu apoyo.

Atentamente,

Paloma Varela
Coordinadora
Oficina para España y América Latina


Como los guaraníes, ¡no te rindas!

- Haz un donativo o asóciate y contribuye impulsar esta campaña.
- Escribe a la presidenta Dilma Rouseff y exígele que demarque de inmediato el territorio guaraní