Una situación crítica

Estimada amiga, estimado amigo:

En el sur de Brasil se está produciendo una situación crítica y necesitamos tu ayuda. Damiana, líder de una pequeña comunidad guaraní, acaba de encabezar una valiente “retomada” (reocupación) de sus tierras ancestrales. Pistoleros contratados por los terratenientes han rodeado su comunidad.

Expulsada de su tierra a punta de pistola hace una década para dar paso a plantaciones de caña de azúcar, Damiana se vio obligada a vivir la vida de una refugiada en una pista de tierra al borde de sus tierras ancestrales. Una alambrada de espino marca los límites.

A lo largo de su vida Damiana ha presenciado una espantosa epidemia de suicidios entre los suyos. Además ha visto morir de malnutrición a niños, a su tía envenenada por pesticidas esparcidos desde avionetas y a su marido y tres de sus hijos morir en accidentes en la traicionera carretera que pasa a escasos metros de su refugio. El mes pasado un incendio redujo a cenizas su campamento y sus escasas posesiones resultaron destruidas por segunda vez en cuatro años.

Y sin embargo, a pesar del miedo, la humillación, el dolor y la pérdida, de alguna forma se mantiene desafiante. Su esperanza: el pedazo de bosque verde que acaban de reclamar. “Anunciamos a todos(as) que decidimos resistir aquí, en el margen del arroyo y del bosque de nuestra tierra reocupada”.

Por favor, no permitas que Damiana se enfrente sola a esta injusticia. Hazte socio/a o dona ahora.

Otros líderes guaraníes han sido asesinados. Damiana conoce los riesgos. Ha recibido muchas amenazas de muerte.

Creemos que los guaraníes no deberían morir por lo que por derecho les pertenece. Con tu aportación, Survival puede conseguir que la historia de Damiana esté en los titulares y presionar al Gobierno brasileño para que actúe. Podemos reforzar nuestra campaña global para poner fin a las expulsiones forzosas y asegurar que los derechos de los guaraníes, y otros pueblos indígenas y tribales amenazados, sean reconocidos y sus tierras restituidas y protegidas.

Tu apoyo en estos momentos es vital. Por favor, contribuye con lo que puedas. No hay cantidad pequeña.
Cordialmente,

Stephen Corry
Director