Email urgente

Insta a la India a detener las expulsiones de las reservas de tigres

© Survival International

Por toda la India, miles de personas están siendo expulsadas ilegalmente de sus tierras ancestrales, convertidas en reservas para tigres.

Tras las elecciones nacionales de 2014, muchas familias baigas y gonds fueron expulsadas de la Reserva de Tigres de Kanha. En 2013, los cazadores-recolectores khadias fueron desalojados de la Reserva de Tigres de Similipal y desde entonces malviven bajo refugios de plástico.

Estas expulsiones son ilegales según la legislación de la India y el derecho internacional.

Por favor, escribe al ministro responsable pidiéndole que cumpla la ley y detenga todas las expulsiones que no cuenten con el consentimiento libre, previo e informado de las comunidades tribales afectadas.

Si nuestro sistema de envío automático no te funciona puedes copiar el siguiente texto, o uno propio, para enviar un mensaje desde tu email a las direcciones disponibles en el campo “Direcciones de envío.”

Emails enviados :  ¡Ayúdanos a conseguir 15.000!



Para: Ministro de Medioambiente y Bosques

Direcciones de envío:[email protected] [email protected]

Estimado ministro,

Las expulsiones continuas de comunidades tribales de reservas de tigres que se vienen efectuando por toda la India son contrarias a la ley, contraproducentes para la conservación y destructivas para las vidas y medios de vida de las familias afectadas.

Por favor, declare una moratoria para cualquier otra expulsión prevista y asegure que cualquier eventual "reasentamiento" se desarrolla en conformidad con el espíritu y la letra de la Ley de Derechos Forestales (Forest Rights Act).

Por favor, garantice que no se producirán más expulsiones a menos y hasta que se cumplan todas las condiciones estipuladas en la Ley. Entre ellas, que el consentimiento informado de las comunidades es obtenido libre y antes de cualquier expulsión; que sus derechos forestales son plenamente tramitados y reconocidos; y que no se produzcan traslados a menos que haya evidencia que demuestre que su coexistencia con la vida salvaje de la reserva es imposible. Se debería poder permitir regresar a todos aquellos que han sido desalojados en contra de su voluntad.

Atentamente,