Email urgente

Insta a WWF a que deje de financiar abusos en el sudeste de Camerún

© Edmond Dounias/Survival

Los “pigmeos” bakas y bayakas en la cuenca del Congo están siendo expulsados de sus tierras ancestrales en nombre de la “conservación” de la naturaleza. Las regulaciones de caza suelen criminalizarlos como “cazadores furtivos” cuando cazan para alimentar a sus familias. Los bakas y los bayakas no han dado su consentimiento a estos proyectos y sin embargo el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) continúa apoyándolos.

Los bakas y los bayakas, así como decenas de otras tribus de las selvas de Camerún, la República Centroafricana y la República del Congo, se enfrentan a arrestos y palizas, tortura y muerte, a manos de patrullas antifurtivos financiadas por WWF.

Más de 15 años después de que WWF supiera acerca de abusos contra los bakas por patrullas antifurtivos en Camerún, la organización sigue sin adoptar medidas efectivas como expresamos en nuestra queja formal.

Por favor, envía un email al director general de WWF internacional y pídele que la organización deje de financiar a las patrullas antifurtivos hasta que se detengan los abusos y que respete sus compromisos con los derechos humanos.

Si nuestro sistema de envío automático no funciona puedes copiar el siguiente texto, o uno propio, para enviar un mensaje desde tu email a las direcciones disponibles en el campo “Direcciones de envío.”

Emails enviados :  ¡Ayúdanos a conseguir 20.000!



Para: Dr Marco Lambertini

Direcciones de envío:[email protected]

CC email addresses: [email protected]

Estimado Dr Lambertini:

Me preocupa extremadamente saber que los "pigmeos" bakas, bayakas y sus vecinos en Camerún, la República Centroafricana y la República del Congo sufren regularmente violencia e intimidación a manos de patrullas antifurtivos financiadas por WWF.

WWF tiene la responsabilidad de asegurar que sus fondos no se destinan a violar los derechos de los bakas, los bayakas y sus vecinos.

También me preocupa que WWF siga apoyando áreas protegidas y restricciones a la caza de subsistencia en la tierra de los bakas y los bayakas, a pesar de que estos no han dado su consentimiento. Esto viola los propios principios de WWF sobre pueblos indígenas.

Lo insto a tomar medidas inmediatas para garantizar que los fondos de WWF no se utilizan de forma inapropiada para este tipo de abusos y que el trabajo de WWF en cada uno de estos tres países cumple con sus propios principios sobre conservación y pueblos indígenas.

Atentamente,