Los bakas

La creación del Parque Nacional Messok Dja en el noroeste del Congo amenaza la supervivencia de los baka. Y es ilegal.

Los baka son expulsados ​​de sus tierras por temor a la violencia a manos de los guardaparques, y excluidos de los bosques de los que dependen para obtener alimentos y medicinas. Los Baka no han dado su consentimiento al parque.

Actua ahora antes de que este proyecto de conservación financiado por WWF provoque la destrucción irreversible de la forma de vida de los baka.

“(large green awesome button)Act Now”https://www.survival.es/emails/messokdja

Actúa ahora ↓   Donar →

Por los indígenas

La comunidad baka enfrenta una amenaza de muerte en tanto pueblo recolector y cazador

Como cazadores-recolectores, para los indígenas bakas la vida fuera del bosque es inconcebible. La selva es su base de vida, les provee comida y plantas medicinales. Investigaciones muestran que la imposibilidad de acceder al bosque genera en el pueblo baka impactos devastadores para su salud.

Los bakas están siendo forzados a vivir en campamentos junto al borde de caminos de forma permanente.

Los bakas están siendo forzados a vivir en campamentos junto al borde de caminos de forma permanente.

© Survival International

El pueblo baka ya tuvo que abandonar, forzosamente, su antigua tradición del “molongo”, consistente en internarse en las profundidades de los bosques durante extensos períodos para cazar y recolectar. Eso es imposible con la creación del parque. Ahora deben vivir en campamentos permanentes a la vera de los caminos, relegados a una vida marginal. Está claro que el parque está destruyendo el sentido de comunidad de los y las bakas, su identidad, su relación con el bosque. Por eso, los bakas temen por su futuro.

Si bloqueas el acceso a nuestros bosques, para una persona baka es el fin del mundo”.
“Baka, Messok Dja”


Paulette describe abusos contra este pueblo por parte de los guardaparques de WWF from Survival International on Vimeo.

Como en muchas partes de la cuenca del Congo, el pueblo baka del área Messok Dja vive con miedo a los ataques violentos por parte de guardaparques. Desde que los guardaparques financiados por WWF llegaron al área unos diez años atrás, los bakas han estado sometidos a todo tipo de violencia. En 2011 un guardaparque congolés estuvo involucrado en sucesos que desembocaron en la muerte de una niña de 10 años, Christine Mayi. Después de las investigaciones, los guardaparques volvieron al pueblo de Christine y atacaron a su familia. Sorprendentemente, todos ellos siguen trabajando en el parque, patrullándolo.

Los bakas temen que el parque traiga más violencia.

A lo largo de toda la cuenca del Congo se violan los derechos humanos en nombre de la conservación de la naturaleza. En este vídeo recogemos sobrecogedores testimonios, y este informe de Survival recopila casos sobre la violencia ejercida por los guardaparques.

Van a golpear a la gente, a quemar sus casas. No podemos permitir que vengan.
“Baka, Messok Dja”

Derechos fundamentales de los pueblos indígenas están siendo violados

Leyes internacionales y nacionales, así como también la propia política interna de WWF, reconocen el derecho de los bakas al consentimiento previo, libre e informado para todos los proyectos que se realicen en su territorio. Pero este derecho no es respetado. Las comunidades están enérgicamente posicionadas en contra de este proyecto y están enojadas porque fueron ignoradas. Además, si las comunidades asocian a WWF con la represión ejercida por los guardaparques, el consentimiento libre no es posible. Los límites del parque fueron establecidos sin consultar a las comunidades.

La mayor organización de conservación no puede y no debe estar autorizada a violar las normas nacionales e internacionales de esta manera. Por eso, debemos exigir a WWF que respete los derechos humanos y, de esa manera, marcar un hito positivo en la oscura historia de la conservación.


Odette comparte su experiencia de palizas y violencia a manos de guardaparques cuando su familia trata de entrar en el bosque para pescar

No han pedido nuestra opinión. Nos han dado una orden. Nos han dicho ‘esto es el parque y no podéis entrar nunca más’. Ya no es nuestro bosque. Nos lo arrebataron a la fuerza y ya no se nos permite entrar.
“Baka, Messok Dja”

Por la naturaleza

Excluir a los pueblos indígenas pone en riesgo los esfuerzos para la “conservación de la naturaleza”

El propuesto Parque Nacional Messok Dja está condenado a fracasar en sus objetivos de preservar el bosque. WWF ha violado los derechos de los bakas, privándoles de su sustento y criminalizando su modo de vida, dejándoles sin nada. Si los bakas del Messok Dja terminan cometiendo crímenes contra la fauna para ganarse la vida, ¿podemos culparlos por eso?

WWF sabe bien que violando los derechos de los pueblos indígenas impideo una conservación efectiva, pero aún así respalda la creación del parque Messok Dja.

Un enfoque de la conservación basado en los derechos es esencial para asegurar un futuro donde las personas y la naturaleza prosperen juntas.
“Página web de WWF

Los bakas son excelentes guardianes de la naturaleza

Si WWF describe este área como una de las más vírgenes de África central, es porque los bakas han protegido estos bosques durante generaciones: son los verdaderos guardianes de la naturaleza. Respetan el “espíritu del bosque”, al que llaman Jengi, y por eso siguen un estricto código de conducta para cuidar el parque.

La tribu depende del bosque que les proporciona alimentación y medicina: protegen y han protegido el bosque porque es el núcleo de su sustento. La miel, por ejemplo, es una fuente clave de azúcar en la dieta baka. Los bakas comen al menos 14 tipos de miel, cuidadosamente recolectada de colmenas salvajes en las copas de los árboles. Se pueden preparar unos 50 medicamentos utilizando las hojas, raíces, savia o corteza del árbol de moabi. La corteza del árbol sapelli constituye un eficaz analgésico y antinflamatorio.

© Survival

Aunque WWF dice que reconoce el papel crucial que desempeñan los pueblos indígenas en la conservación de la naturaleza, está respaldando un proyecto que excluye a los Baka de sus tierras.

La mayor parte de las mejores reservas naturales que quedan en el planeta están habitadas por pueblos indígenas. Esto atestigua la eficacia de sus sistemas de manejo de recursos. Los pueblos indígenas, sus instituciones representativas y las organizaciones de conservación deben ser aliados naturales en la lucha por conservar un mundo natural sano y sociedades humanas sanas.
WWF, los pueblos indígenas y la conservación: declaración de principios”

Por la humanidad

El Parque Nacional Messok Dja es un ejemplo claro del problemático modelo de “conservación colonial”

Aquí están los vínculos entre la conservación y el colonialismo tal como los vemos:

  1. 1. Las personas son expulsadas de sus tierras porque se piensa que no pueden cuidarlas adecuadamente.
  2. 2. Se utiliza el conservacionismo como justificación para tomar el control de la tierra.
  3. 3. Los foráneos se hacen cargo del proyecto para asegurarse de que las cosas se hagan “correctamente”.
  4. 4. Los foráneos cosechan los beneficios mientras los verdaderos propietarios de la tierra ven cómo se destruyen sus vidas y su medio de vida.

Otros recursos:

Medium, Fiore Longo, ‘If this is a park’ Testimonio de una investigadora de Survival sobre su visita a comunidades bakas en el área de Messok Dja (en inglés).

Survival International, ‘Questions and answers: proposed Messok Dja protected area’ (en inglés).

Civil society organisations in the Congo and Survival International, ‘Joint statement on colonial conservation’ (en inglés).

Survival International, ‘How will we survive?’ Nuestro informe sobre la destrucción de los pueblos indígenas de la cuenca del Congo en nombre de la conservación de la naturaleza, 2017 (en inglés).

Gal-dem, Cynthia Mbuthia, ‘A prince visits Africa: white conservation, colonial conversations’ (en inglés).

Stephen Corry, ‘Colonial conservation sows the seeds of its own destruction’ (en inglés).

¿Cuál es lo que sucede?

Una enorme organización multinacional avanza sobre las tierras que habita una pequeña comunidad de cazadores y recolectores en la segunda selva más extensa del mundo, el rico bosque de la cuenca del Congo. No solo está en riesgo la supervivencia de esa comunidad: la del bosque también.

La gente va a morir. Nacemos en el bosque y crecemos en el bosque. Este es nuestro fin. Nos va a traer la muerte.
“Baka, Messok Dja”

¿Quién está detrás de esta apropiación de tierras?

Increíblemente, el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF). Esta organización conservacionista está trabajando con el Gobierno del Congo para transformar la tierra que pertenece a los bakas en un parque nacional. La creación del Parque Nacional Messok Dja, en el Nordoeste del Congo, va a excluir para siempre a los bakas de los bosques de los que dependen. Ellos no han dado su consentimiento.

Guardaparques financiados por WWF están ya acosando a la comunidad baka. La acusan de caza furtiva, y golpean y hostigan a sus integrantes. Buscan intimidarlos, el silencio y la sumisión. Buscan que se vayan de su propio bosque.

El parque está criminalizando el modo de vida de los cazadores-recolectores bakas.

El parque está criminalizando el modo de vida de los cazadores-recolectores bakas.

© Survival International

Si la creación del parque sigue adelante, la situación será peor: más guardaparques patrullarán el área y crecerá la violencia hasta robarles la tierra para siempre y así destruir su modo de vida. No habría vuelta atrás. Ese será el fin de los bakas tal como son y han sido.

WWF debería saber que una efectiva conservación no requiere la expulsión de comunidades indígenas. Si la organización considera incompatible el modo de vida baka con la protección de la naturaleza, se equivoca. La tribu baka es una excelente guardiana de la naturaleza: ha protegido y cuidado de sus bosques desde tiempos inmemoriales.

Culpar al pueblo indígena baka no tiene ningún sentido. Solo desvía la atención sobre los verdaderos responsables de los crímenes contra la naturaleza, como son la corrupción y la actividad maderera, y pone a la tribu en contra de la conservación, cuando sin ellos y ellas, el parque no podría mantenerse.

El 70% de los guardaparques creen que necesitan el apoyo de la comunidad. Sin el apoyo de la comunidad, no pueden proteger un parque.
“Un especialista en cumplimiento de la ley de WWF, 2018”

Las acciones de WWF en Messok Dja no solo violan leyes nacionales e internacionales, también son colonialistas: se expulsa a pueblos indígenas para poner al frente a gente que no es del lugar. La “conservación colonial” ya arruinó la vida de millones de personas y debe parar. En beneficio de la comunidad baka, de los pueblos indígenas de todo el mundo y de la naturaleza, debemos frenar la creación del Parque Nacional Messok Dja.


Suzanne explica cómo se excluye al pueblo indígena baka de los bosques que necesitan para sobrevivir. from Survival International on Vimeo.

Súmate a la campaña aquí

Para más información sobre los devastadores efectos de los proyectos conservacionistas en los pueblos indígenas de la cuenca del Congo, lee este informe de Survival y entra aquí para información más completa.

Actúa ahora para ayudar a Los bakas

Manda un email y exige a WWF que dejen de apoyar el Messok Dja.