Survival lanza un boicot turístico a las reservas de tigres de la India

Mujer baiga expulsada de Kanha. Tras la expulsión, los indígenas no pudieron encontrar buenas tierras y ahora viven en la miseria.
Mujer baiga expulsada de Kanha. Tras la expulsión, los indígenas no pudieron encontrar buenas tierras y ahora viven en la miseria.

© Survival

Survival International ha proclamado el boicot turístico mundial a las reservas de tigres de India hasta que se restablezcan plenamente y se respeten los derechos de los pueblos indígenas que habitan en ellas.

Las autoridades indias en materia de conservación de la naturaleza han prohibido el reconocimiento de los derechos indígenas en las reservas de tigres, una medida que ha sido ampliamente condenada.

Decenas de miles de indígenas de la India han sido expulsados ilegalmente de sus comunidades en el interior de las reservas de tigres, lo que les ha llevado a una vida de pobreza y miseria al margen de la sociedad mayoritaria.

La Ley de Derechos Forestales india garantiza a los pueblos tribales el derecho a vivir y proteger sus tierras ancestrales.

 La caza practicada por la élite del Raj británico puso en peligro de extinción a los tigres de India, pero son los indígenas quienes pagan ahora el precio de los esfuerzos de conservación de la naturaleza.
La caza practicada por la élite del Raj británico puso en peligro de extinción a los tigres de India, pero son los indígenas quienes pagan ahora el precio de los esfuerzos de conservación de la naturaleza.

© Wikimedia

Grandes organizaciones conservacionistas, como la Sociedad para la Conservación de la Vida Silvestre (Wildlife Conservation Society, WCS por sus siglas en inglés), apoyan estas expulsiones. WCS encabeza desde hace décadas la petición de “reubicar” a los pueblos indígenas que viven en las reservas de tigres.

Muchos pueblos indígenas desconocen que tienen derecho a permanecer en sus tierras, porque no son informados por las autoridades forestales.

Madegowda, un activista de los derechos indígenas de la tribu soliga, del sur de India, ha condenado la prohibición, calificándola de violación de “los derechos humanos y de los derechos de los indígenas en nombre de la conservación del tigre. Los indígenas, los tigres y la vida salvaje pueden convivir, su coexistencia es posible porque los pueblos indígenas tienen un profundo conocimiento de la biodiversidad y saben cómo proteger el bosque y la vida salvaje.”

Una mujer chenchu de la comunidad Pecheru, expulsada de la reserva de tigres de Nagarjunsagar Srisailam. Los chenchus informan de que de las 750 familias que solían vivir allí solo han sobrevivido 160 después de la expulsión.
Una mujer chenchu de la comunidad Pecheru, expulsada de la reserva de tigres de Nagarjunsagar Srisailam. Los chenchus informan de que de las 750 familias que solían vivir allí solo han sobrevivido 160 después de la expulsión.

© Survival

Miembros de la tribu jenu kuruba, muchos de los cuales han sido expulsados del Parque Nacional de Nagarhole, han protestado contra la prohibición, y amenazaron con bloquear la carretera de acceso si la orden no se retira. Un hombre jenu kuruba ha declarado: “Nos expulsaron con el pretexto de que hacíamos ruido, de que molestábamos al bosque, pero ahora hay multitud de todoterrenos y vehículos turísticos; ¿no es esto molesto para los animales?”

El conservacionista Brajesh Dubey ha declarado: “Vamos a ver más gente desplazada porque el Gobierno quiere demostrar que se preocupa por los tigres… Sin embargo, está demostrado que las comunidades indígenas ayudan a prevenir la caza furtiva y contribuyen también a los esfuerzos conservacionistas."

Mientras, miles de turistas entran cada año en las reservas de tigres y se han aprobado proyectos industriales en su interior, como la construcción de presas y la exploración de uranio.

 Los soligas tienen un conocimiento extraordinario de su entorno y sienten un profundo respeto por el tigre.
Los soligas tienen un conocimiento extraordinario de su entorno y sienten un profundo respeto por el tigre.

© Survival

El director de Survival, Stephen Corry, ha declarado: “Cada vez más y más turistas son conscientes de que las reservas de tigres de India esconden una profunda injusticia: la expulsión ilegal de tribus en nombre de la conservación de la naturaleza. Ahora el Gobierno ha agravado esta injusticia inhabilitando el reconocimiento de los derechos indígenas en las reservas para aquellos que siguen en ellas. Por eso llamamos al boicot de todas las reservas de tigres. Las autoridades tienen que darse cuenta de que el tigre solo podrá salvarse si se cumple la ley y se reconocen los derechos de los pueblos indígenas, y de que los turistas no querrán visitar las reservas de tigres de las que han sido expulsados sus legítimos propietarios.”

Información de contexto
- La Autoridad Nacional de Conservación de Tigres (NTCA por sus siglas en inglés) ha dictado una orden en la que declara que no deberían reconocerse los derechos de los pueblos indígenas en los hábitats críticos del tigre. La NTCA no tiene competencias legales para emitir esa orden, que constituye una flagrante violación de la Ley de Derechos Forestales.
- En la primera reserva de tigres en la que los pueblos tribales han visto reconocido su derecho a permanecer allí, el número de tigres ha aumentado muy por encima de la media nacional.

¡Firma la petición!