COP 23: Survival pide mayor presencia indígena en la conferencia sobre cambio climático

Los Guardianes Guajajaras son un grupo de indígenas brasileños que protegen su selva amazónica y a los indígenas no contactados que habitan en ella.
Los Guardianes Guajajaras son un grupo de indígenas brasileños que protegen su selva amazónica y a los indígenas no contactados que habitan en ella.

© Survival

Survival International pide que los líderes mundiales reconozcan el papel fundamental que desempeñan los pueblos indígenas a la hora de proteger el medioambiente, con motivo de la celebración de la conferencia COP23 que acoge la ciudad alemana de Bonn estos días.

La conferencia, que empieza hoy y durará hasta el 17 de noviembre, hace seguimiento de las históricas conversaciones sobre el clima que se celebraron en París en 2015. Reúne a representantes gubernamentales y activistas de todo el mundo, incluidos algunos representantes indígenas, para debatir sobre temas relacionados con el medioambiente.

Survival lidera un llamamiento global por un modelo de conservación de la naturaleza que respete los derechos de los pueblos indígenas. Cada vez más figuras internacionales clave reconocen esta necesidad, como la Relatora Especial de Naciones Unidas sobre derechos de pueblos indígenas, Victoria Tauli-Corpuz.

Imágenes satelitales muestran que grandes extensiones de la Amazonia están protegidas por territorios indígenas.
Imágenes satelitales muestran que grandes extensiones de la Amazonia están protegidas por territorios indígenas.
© Google Earth

“Las lluvias llegan tarde. El sol se comporta de forma extraña. El mundo está enfermo. Los pulmones del cielo están contaminados. Sabemos que está ocurriendo. No pueden seguir destruyendo la naturaleza”, dijo el chamán yanomami Davi Kopenawa, conocido como el dalái lama de la selva.

Las pruebas demuestran que los territorios indígenas son la mejor barrera contra la deforestación. Adoptar una protección efectiva de las tierras y reconocer los derechos territoriales de los pueblos indígenas son medidas que protegen vastas áreas de selva, ayudan a la biodiversidad y reducen los niveles globales de CO2.

Pese a ello, algunas grandes organizaciones conservacionistas se asocian con la industria y el turismo, y destruyen a los mejores aliados del medioambiente. Tanto el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) como Wildlife Conservation Society (WCS) se han asociado con empresas madereras en la cuenca del Congo, ninguna de las cuales extrae madera de forma sostenible, y ambas han contribuido a graves violaciones de los derechos de pueblos indígenas como los bakas y los bayakas.

La líder indígena brasileña Sonia Guajajara, que está presente durante la conferencia de cambio climático en Bonn.
La líder indígena brasileña Sonia Guajajara, que está presente durante la conferencia de cambio climático en Bonn.

© Survival International

Aunque algunos activistas indígenas como la lideresa Sonia Guajajara de Brasil estarán presentes en los debates, las voces de los pueblos indígenas no tienen mayor presencia en la conferencia. Y todo ello a pesar de que los pueblos indígenas y tribales son los mejores conservacionistas y guardianes del mundo natural, y deberían estar al frente del movimiento medioambiental.

El director de Survival International, Stephen Corry, declaró: “Es peligroso dejar de lado a los indígenas en los debates sobre cuál es la mejor forma de proteger nuestro planeta. Ellos tienen un conocimiento extenso sobre cómo cuidar del medioambiente, mejor que nadie, e ignorarlo supone un gran riesgo. Durante décadas, la sociedad industrializada ha expoliado el planeta, y por el camino ha destruido a los pueblos indígenas. Es hora de que empecemos a escucharles antes de que sea demasiado tarde”.