Uganda: liberado un “pigmeo” batwa al que habían encarcelado por cazar

Kafukuzi Valence en su celda en Kisoro, Uganda, en febrero de 2017.
Kafukuzi Valence en su celda en Kisoro, Uganda, en febrero de 2017.

© Alex Ahimbisibwe/Batwa Development Organisation

Un “pigmeo” batwa sale de prisión después de siete meses de cárcel por matar un antílope en un área protegida de la que su pueblo fue expulsado ilegalmente.

Kafukuzi Valence, quien dice tener 72 años, asegura que el animal se escapó del Parque Nacional de la Selva Impenetrable de Bwindi hasta un campo vecino.

“Me encarcelaron porque capturé a un animal de la selva y me lo comí”, declaró Kafukuzi a Survival.

“He estado tan enfermo y desamparado, y no he tenido atención médica”, lamenta Kafukuzi de su tiempo en la cárcel. “Me dolían tanto el estómago y las piernas, y eran muchas las chinches que me mordían”.

“Incluso ahora sigo débil. No tengo nada que comer, tan solo me siento aquí. Así es mi vida ahora.”

Los batwas han sido expulsados ilegalmente de sus tierras ancestrales en el Parque Nacional de la Selva Impenetrable de Bwindi y en el Parque Nacional del Gorila de Mgahinga, en Uganda.
Los batwas han sido expulsados ilegalmente de sus tierras ancestrales en el Parque Nacional de la Selva Impenetrable de Bwindi y en el Parque Nacional del Gorila de Mgahinga, en Uganda.

© Bagaragazagod

Kafukuzi alega que los guardaparques de la Autoridad de Vida Silvestre de Uganda robaron, además, las posesiones de su casa cuando fue arrestado.

El Parque Nacional de la Selva Impenetrable de Bwindi fue establecido en la tierra ancestral de los cazadores-recolectores batwas en 1991, con el apoyo de el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) y sin el consentimiento de los batwas. Ahora, se les acusa de “furtivos” cuando cazan para alimentar a sus familias.

“Los guardaparques anunciaron en la región que todo el mundo debería marcharse de la selva, pero ellos se quedaron”, relata Kafukuzi. “Vinieron a cazarnos y a dispararnos”.

Pero perseguir a los cazadores indígenas desvía la atención y evita que se actúe contra los verdaderos furtivos: criminales que conspiran junto a funcionarios corruptos. Según se ha informado, la semana pasada un guardaparques de la Autoridad de Vida Silvestre de Uganda fue capturado traficando con dientes de hipopótamo.

Survival desarrolla una campaña para acabar con las violaciones de los derechos indígenas en nombre de la conservación de la naturaleza.