Guardaparques financiados por WWF se alían con furtivos y torturan a delator que intentaba detenerlos

La revista India ‘Down to Earth’ saca a la luz una alianza entre guardaparques y cazadores furtivos.

La revista India ‘Down to Earth’ saca a la luz una alianza entre guardaparques y cazadores furtivos.

© Down to Earth

Guardaparques de la Reserva de Tigres Rajaji de la India se aliaron con cazadores furtivos en la matanza de leopardos, tigres y pangolinos, especies en peligro de extinción, según una investigación desarrollada por un funcionario experimentado de la vida salvaje.

Los funcionarios acusados van desde el director del parque hasta guardas forestales principiantes. WWF India se jacta de entrenar a “todo el personal en primera línea de Rajaji con habilidades que son cruciales para la protección”, incluido el cumplimiento de la ley. Asimismo, proporciona a los guardaparques vehículos, uniformes y equipamiento esencial para combatir la caza furtiva.

La investigación, publicada en la revista de la India Down to Earth, averiguó que no solo había operarios ayudando a cazar animales salvajes, sino que también golpeaban y torturaban a Amit, un habitante de la zona que intentaba evitar la caza furtiva.

Según se ha reportado los funcionarios arrestaron a Amit con cargos falsos y lo mantuvieron detenido hasta por un mes. Además, un director del parque y dos oficiales de rango le golpearon y le sometieron a descargas eléctricas.

Estas revelaciones de graves abusos de los derechos humanos por guardaparques que han recibido formación y apoyo de WWF se producen a raíz de que la revista BuzzFeed sacara a la luz más casos de guardaparques financiados por WWF que matan y torturan a personas.

Es común la participación en la caza de quienes se supone que protegen la vida silvestre. En 2016 un informe de Naciones Unidas confirmó que en muchas partes del mundo había funcionarios corruptos en el centro de crímenes contra la vida silvestre, en vez de pueblos indígenas que cazan para alimentar a sus familias.

El director de Survival International, Stephen Corry, declaró hoy: “Que hay guardaparques que cazan furtivamente y violan los derechos humanos no es algo que sorprenda a los medioambientalistas que llevan años denunciando la conservación-fortaleza, militarizada. Funcionarios corruptos a menudo se alían con cazadores furtivos, mientras los pueblos indígenas, los mejores guardianes de la naturaleza, se llevan la peor parte y sufren abusos en nombre de la conservación”.