Shell, envuelta en disputa por la apropiación de tierra indígena en Brasil 28 septiembre 2010

Protagonista de la película de Marco Bechis "Birdwatchers".
Protagonista de la película de Marco Bechis "Birdwatchers".
© Marie Hippenmeyer

Las autoridades brasileñas han escrito al gigante energético Shell para expresar su preocupación por las actividades de su nuevo socio brasileño en una empresa conjunta, que está produciendo biocombustibles en tierras arrebatadas a un empobrecido pueblo indígena.

El mes pasado, Shell firmó un acuerdo valorado en 12.000 millones de dólares para producir biocombustibles de caña de azúcar con el gigante brasileño de los biocombustibles, Cosan. Sin embargo, parte de la producción de caña de azúcar de Cosan se cultiva en tierras que pertenecen legalmente a los indígenas guaraníes.

Un fiscal brasileño con poderes constitucionales para defender los derechos indígenas en los tribunales ha escrito a Shell advirtiendo de que su participación en la empresa conjunta “pone en peligro el compromiso de la empresa con la biodiversidad y la sostenibilidad”.

La película Birdwatchers llamó la atención de todo el mundo en 2008 sobre la difícil situación de los guaraníes, y una de las estrellas del film, Ambrosio Vilhalva, es de la comunidad afectada por las actividades de Cosan.

En declaraciones sobre las plantaciones de caña de azúcar que se han “comido” gran parte del territorio de su pueblo indígena, el señor Vilhava dijo hoy: “Las plantaciones de caña de azúcar están acabando con los indígenas. Nuestras tierras se hacen más y más pequeñas. Las plantaciones están matando a los indígenas”.

Este mismo mes el experto más importante de la ONU en materia de derechos indígenas publicaba un informe al Consejo de Derechos Humanos de la ONU en el que dice que está “profundamente preocupado sobre las acusaciones de violencia contra el pueblo guaraní y el grave impacto que la agresiva política de gobiernos pasados de vender grandes extensiones de tierras ancestrales a terratenientes no-indígenas ha tenido sobre las comunidades guaraníes”.

La práctica totalidad del territorio guaraní ya les ha sido arrebatada para dar paso a haciendas de ganado y plantaciones de soja y caña de azúcar. Los guaraníes sufren violentos ataques siempre que tratan de regresar a sus territorios ancestrales. Sus líderes son el objetivo frecuente de los pistoleros y docenas han sido asesinados. Este pueblo indígena registra uno de los índices de suicidio más altos del mundo, y los bebés se están muriendo de desnutrición porque los guaraníes no tienen tierra que cultivar o en la que cazar.

Fuentes internas a Survival declararon hoy: “Shell está amenazando con agravar una de las situaciones más críticas entre los pueblos indígenas de Brasil. Ahora que la empresa sabe lo que está haciendo su socio brasileño, esperamos que no quieran estar implicados en el atroz robo de la tierra guaraní”.

Survival ha escrito a Shell acerca de las actividades de Cosan, que vulneran claramente la Declaración de Principios Generales de Negocios de Shell (en inglés).

Lee el Código de Ética de Cosan (en inglés).

Descargar el informe de Survival a la ONU sobre la situación de los guaraníes de Mato Grosso do Sul, Brasil (en inglés).

 

Comparte este a noticia.

 

Actúa ahora para ayudar a los guaraníes

Tu apoyo es fundamental para la supervivencia de los guaraníes.

Suscribir

Recibe un mensaje mensual con noticias sobre pueblos indígenas:

Suscríbete a nuestras RSS:

 

o síguenos en la web:

Archivo de noticias