Contáctanos

Prueba antes a leer más abajo nuestras preguntas frecuentes. Quizá contengan la información que buscas

(¡y así te ahorrarías tiempo, y a Survival recursos!).

Conócenos

Somos Survival, el movimiento global por los derechos de los pueblos indígenas.

Somos la única organización que los defiende en todo el mundo. Los ayudamos a defender sus vidas, proteger sus tierras y decidir su propio futuro.

Los pueblos indígenas y tribales han desarrollado modos de vida en gran medida autosuficientes y extraordinariamente diversos. Muchos de los alimentos básicos del planeta y de los fármacos que se utilizan en la medicina occidental tienen su origen en ellos y han salvado millones de vidas. A pesar de ello se les describe como atrasados y primitivos simplemente porque sus modos de vida comunitarios son distintos. Las sociedades industrializadas los someten a una violencia genocida, a la esclavitud y al racismo para poder arrebatarles sus tierras, recursos y mano de obra en nombre del “progreso” y de la “civilización”.

Nuestra labor consiste en evitar la aniquilación de pueblos indígenas y tribales. Trabajamos en colaboración con ellos. Les proporcionamos una plataforma desde la cual dirigirse al mundo. Investigamos las atrocidades de las que son víctimas y presentamos pruebas ante Naciones Unidas y otros foros internacionales. Prestamos apoyo en casos judiciales. Financiamos proyectos de salud y autogestionados. Educamos, investigamos, desarrollamos campañas, presionamos y nos manifestamos. Y no nos rendiremos hasta que todos vivamos en un mundo en el que los pueblos indígenas y tribales sean respetados como sociedades contemporáneas y sus derechos humanos protegidos.

Dependemos de ti. Necesitamos tu apoyo económico, energía y entusiasmo para ayudarnos a combatir una de las crisis humanitarias más urgentes y trágicas de nuestro tiempo.


¿Quiénes son nuestros socios y simpatizantes?

¿Cómo nos financiamos?

¿Quiénes son los “pueblos tribales”?

¿Son los pueblos indígenas y tribales como nuestros ancestros?

¿”Brutales salvajes” o el “buen salvaje”?

¿A qué problemas se enfrentan los pueblos indígenas?

¿Cómo detenemos los crímenes contra los pueblos indígenas?

¿Cómo puedes colaborar?

¿Está nuestra causa condenada al fracaso?

¿Estamos en contra del progreso?

¿Qué dice la ley?

¿Representamos a los pueblos indígenas?

¿Cómo gastamos el dinero?

¿Quién nos gobierna?

¿Quién conforma nuestro personal?

¿Cómo empezamos?

¿Quién está de nuestro lado?

¿Quién se opone a nosotros?


¿Quiénes son nuestros socios y simpatizantes?^

Gente de a pie en unos 80 países de todo el mundo. Nunca restringimos nuestra información o materiales solo a quienes puedan pagarlos. Creemos que la opinión pública es la única fuerza efectiva que puede propiciar un cambio permanente y, por eso, queremos que tantas personas como sea posible conozcan la realidad de los pueblos indígenas y tribales y los problemas a los que se enfrentan. También tenemos reconocidos embajadores.

¿Cómo nos financiamos?^

Todas nuestras oficinas son entidades sin ánimo de lucro. Casi todo nuestro dinero (alrededor de un 80%) procede de nuestros socios/as y personas individuales sensibilizadas. La mayoría de las aportaciones son pequeñas, lo que significa que no dependemos de unos pocos grandes donantes. Cerca de 250.000 personas han contribuido económicamente con Survival a lo largo de los años. En torno al 10% de nuestros ingresos procede de algunas fundaciones. El resto proviene de nuestra tienda.

Gobiernos y empresas

No aceptamos financiación de gobiernos nacionales puesto que los gobiernos son los principales violadores de los derechos de los pueblos indígenas y nunca seremos influenciados por sus prioridades. No aceptamos fondos de empresas que puedan violar los derechos de los pueblos indígenas.

¿Quiénes son los “pueblos tribales”?^

Pueblos que durante muchas generaciones han seguido formas de vida en gran medida autosuficientes y que se diferencian de la sociedad mayoritaria dominante. Los pueblos tribales forman parte de la categoría más amplia de pueblos indígenas. Averigua más en la terminología→

Pueblos indígenas aislados

Hay unos 100 pueblos indígenas aislados en el mundo que no mantienen un contacto pacífico con la sociedad nacional mayoritaria. Creemos que no debería haber incursiones en sus tierras, ya que no pueden dar un consentimiento informado al contacto, y la historia demuestra cómo siempre al contacto le sigue la devastación.

¿Son los pueblos indígenas y tribales como nuestros ancestros?^

No. Los ancestros de los pueblos indígenas de hoy migraron miles de kilómetros, durante miles de años, y vivieron en innumerables ambientes diferentes. Se han adaptado con éxito a sus medios muchas veces- al igual que los europeos- y se han provisto de comida combinando diversas formas de recolección, cultivo, caza y pastoreo. No existe una “progresión natural” de la caza a la labranza, y la agricultura no necesariamente conduce a una “vida mejor”. La idea de que los pueblos indígenas de hoy son “como nuestros ancestros” se origina en una aplicación incorrecta del darwinismo, los prejuicios colonialistas y la supuesta superioridad de los europeos. Aunque es lo que se cree ampliamente, se puede demostrar que es falso con facilidad.

¿"Brutales salvajes” o el “buen salvaje”?^

No creemos que los pueblos indígenas y tribales, en general, sean más o menos “buenos” que las sociedades industrializadas. Nadie ha demostrado nunca que sean más “salvajes”. Las afirmaciones de que, en general, los pueblos indígenas y tribales viven en un estado de guerra crónica y de que son más violentos de lo que “nosotros” somos han sido tan desacreditadas como promovidas. Más sobre el “mito del brutal salvaje” →

Prácticas crueles

Somos conscientes de que en muchas sociedades, algunas de ellas indígenas, se realizan prácticas crueles no consentidas. Nunca cuentan con nuestra aprobación. Algunas de estas prácticas (por ejemplo, la mutilación genital femenina o el infanticidio) se emplean a veces como argumento para menoscabar los derechos indígenas. Esto es un error, porque dichas prácticas se realizan también en sociedades no indígenas.

¿A qué problemas se enfrentan los pueblos indígenas?^

Violencia

Los indígenas todavía sufren violentas agresiones y son asesinados en todo el mundo. La violencia autoinfligida es también un problema importante en países enriquecidos, que han desposeído a sus pueblos indígenas (tales como Canadá y Estados Unidos, Australia o Nueva Zelanda).

Lee este extracto del libro Pueblos indígenas para el mundo del mañana sobre la violencia →

Robo de tierras


Los pueblos indígenas son, por regla general, autosuficientes y dependen de su tierra para obtener alimentos y sustentar su modo de vida. La tierra constituye también el pilar de su identidad. Les es arrebatada para proyectos de “desarrollo”, como minería, construcción de presas, ganadería, etc., y también para proyectos conservacionistas.

Lee este extracto del libro Pueblos indígenas para el mundo del mañana sobre el robo de tierras →

Racismo

La idea de que los indígenas son “primitivos” y que no son capaces de elegir racionalmente su propio futuro se deriva de una ideología colonial y racista. Todavía se emplea para justificar su despojo.

Lee este extracto del libro Pueblos indígenas para el mundo del mañana sobre el racismo →

“Progreso” forzado y “desarrollo”


Todos los pueblos están en constante transformación, pero los cambios que se les imponen por la fuerza a los pueblos indígenas en nombre del “progreso”  tienen como consecuencia una peor calidad de vida (en caso de tercera opción: respecto de) a la que tenían antes, con incrementos en las tasas de enfermedad, suicidio, encarcelamiento, adicciones y dependencias, etc. Cualquier cambio debería ser controlado por el propio pueblo indígena.

Lee este extracto del libro Pueblos indígenas para el mundo del mañana sobre desarrollo →

Robo de recursos


Incluso cuando la tierra misma no les es arrebatada, a menudo sí se expolian sus recursos (madera, minerales, energía eléctrica, etc.).

Lee este extracto del libro Pueblos indígenas para el mundo del mañana sobre robo de recursos →

Esclavitud


En algunas regiones, los indígenas todavía continúan sometidos a una forma de esclavitud llamada “esclavitud por deudas”, en la que se les obliga a extraer materias primas para saldar una supuesta deuda con un foráneo.

Lee este extracto del libro Pueblos indígenas para el mundo del mañana sobre esclavitud →

¿Cómo detenemos los crímenes contra los pueblos indígenas?^

Organizamos campañas, que a menudo duran muchos años, para asegurar las tierras de pueblos indígenas concretos. También educamos y cambiamos la opinión pública para que sea más comprensiva y solidaria con la diversidad indígena. Normalmente nos centramos en los pueblos indígenas tribales más vulnerables: aquellos que tienen más que perder y que tienen menos capacidad de articular sus propias ideas a los foráneos; suelen ser los menos contactados por la sociedad mayoritaria y se enfrentan a su desaparición a causa de enfermedades y del despojo de sus tierras.

Difundimos las campañas insistentemente a través de todos los medios (prensa escrita, televisión, radio, internet, etc.); también hacemos un seguimiento de los medios de comunicación para contraargumentar los estereotipos falsos que retratan a los pueblos indígenas y tribales como “retrasados” y “primitivos”.

Presentamos casos ante la ONU y otros organismos internacionales.

Brindamos apoyo legal para asegurar que los pueblos indígenas son representados por expertos.

Producimos materiales educativos para el público general que muestran la realidad de los pueblos indígenas y sus modos de vida.

Financiamos proyectos médicos y de autoayuda coordinados directamente con pueblos indígenas tribales.

¿Cómo puedes colaborar?^

Los pueblos indígenas y tribales no quieren caridad, ropa o comida. Han vivido de manera autosuficiente durante miles de años.

Necesitan voces, como la tuya, para que se unan a las suyas y juntos combatir a grandes empresas, bancos y gobiernos corruptos que amenazan con destruir su derecho a tener un futuro.

Recibe nuestros emails →

Hazte socio/a o haz un donativo, por pequeño que sea. Dependemos de miles de aportaciones. Esto nos otorga una completa independencia y preserva nuestra absoluta integridad, lo que es una garantía de que nunca adaptamos nuestro mensaje o trabajo para complacer a nuestros donantes.

Recauda fondos.

Hazte activista. Recibirás información sobre cómo:

→ Sumarte a nuestras recogidas de firmas. Avergüenzan a gobiernos y empresas para que tomen medidas y también captan la atención de los medios.
→ Escribir a quienes están el poder. Nuestras campañas generan miles de cartas e emails. Dentro de los gobiernos y empresas ante los que protestamos siempre hay personas que simpatizan con la causa y tus cartas demuestran que se trata de una cuestión importante a escala internacional. Las cartas son una potente expresión de la opinión pública. Siempre han sido una herramienta efectiva para conseguir cambios.
→ Acudir a nuestras concentraciones y protestas pacíficas. Siempre se llevan a cabo de forma respetuosa y no violenta.

Compra en nuestra tienda.

Síguenos en Facebook o en Tweeter.

No apoyes o inviertas en las empresas que violan los derechos de los pueblos indígenas. Boicotéalas.

No apoyes el turismo en parques, reservas o lugares donde los pueblos indígenas han sido despojados. Boicotéalos.

Haz un seguimiento de la prensa, la actualidad política, etc. para detectar declaraciones racistas. Diles que planten cara al racismo o envíanos la información para que nosotros lo hagamos.

Consigue que otros nos apoyen. Las minorías solo podrán conseguir justicia cuando la gente les defienda.

¿Está nuestra causa condenada al fracaso?^

En absoluto: hemos estado al frente de cientos de campañas exitosas. En cada caso en que trabajamos, definimos dos o tres objetivos específicos: los alcanzamos con frecuencia (aunque esto puede llevar años).

Un buen ejemplo fue la creación del Parque Yanomami en la Amazonia. La campaña comenzó en Brasil, en los años setenta, y encabezamos la movilización internacionalmente. El territorio yanomami fue reconocido legalmente por el Gobierno en 1992. El líder y portavoz yanomami, Davi Kopenawa, afirma que su pueblo no habría sobrevivido sin nosotros.

Otro ejemplo más: no habría bosquimanos viviendo en la Reserva de Caza del Kalahari Central en Botsuana si no fuera por Survival.

También hemos inclinado a la opinión pública y a la prensa hacia posturas, cada vez más, de apoyo y comprensión hacia los pueblos indígenas.

El movimiento por la abolición de la esclavitud luchó contra obstáculos aparentemente insuperables y finalmente consiguió cambiar para siempre la idea retrógrada de que la esclavitud era algo normal y positivo para todos (incluso para los propios esclavos). Pretendemos hacer lo mismo por los pueblos indígenas.

Muchos creen que los pueblos indígenas están condenados a desaparecer por el inexorable avance del “progreso”. Pero los pueblos indígenas no son destruidos como resultado inevitable de la historia: son víctimas del robo criminal de su tierra y recursos. Si sus tierras nos les son arrebatadas, la mayoría no son frágiles: son tan capaces de sobrevivir y adaptarse a nuevas circunstancias como cualquiera de nosotros.

¿Estamos en contra del progreso?^

En absoluto: creemos que todas las sociedades cambian continuamente, pero el futuro de los pueblos indígenas debería ser decidido fundamentalmente por ellos mismos. El “desarrollo” que destruye a los pueblos no es verdadero progreso. Esta postura es la que respaldan las Naciones Unidas y el derecho internacional, y creemos que todos los países deben ratificar la Declaración sobre Derechos de los Pueblos Indígenas, así como ratificar y aplicar el Convenio sobre Pueblos Indígenas y Tribales (Convenio 169 de la OIT). Ambos reconocen el derecho de los pueblos indígenas y tribales a la propiedad de sus tierras. Sin este, el resto de derechos humanos también les son negados, porque sin sus tierras no sobrevivirán.

¿Qué dice la ley?^

Las empresas y ONG (incluidas las medioambientales) que operan en áreas indígenas deben adoptar un compromiso vinculante de no emprender acciones sin el consentimiento previo, libre e informado de los pueblos indígenas afectados. Y lo que es más importante, este consentimiento obviamente no puede ser libre e informado a no ser que el pueblo indígena conozca que tiene el derecho de no aceptar el acuerdo sin enfrentarse a repercusiones.

¿Representamos a los pueblos indígenas?^

No a no ser que nos lo pidan. A grandes rasgos, difundimos su voz y los consideramos nuestros socios. Proporcionamos a los representantes indígenas una plataforma para que se dirijan directamente a un público internacional y les ayudamos a interactuar cara a cara con las empresas y organizaciones que violan sus derechos.

¿Cómo gastamos el dinero?^

Dedicamos nuestros recursos a nuestro trabajo educativo, de investigación y difusión, y muy poco se gasta en administración. Ni un céntimo es desperdiciado.

No afirmamos que la mayoría de nuestros fondos se destinan a los propios pueblos indígenas, porque no es así.

Aunque sí gestionamos algunos fondos especiales en los que cada céntimo recaudado va directamente a proyectos de las propias comunidades indígenas.

Nuestras cuentas internacionales se auditan con el máximo rigor; publicamos un resumen en nuestro annual report. Las cuentas anuales están disponibles en la memoria anual

¿Quién nos gobierna?^

Aunque Survival trabaja como un solo movimiento, nuestras oficinas tienen sus propias juntas directivas (o equivalentes).

Nuestra lealtad es siempre principalmente hacia los pueblos indígenas. Les transmitimos cualquier información útil de la que disponemos y solo aceptamos información con esa base.

¿Quién conforma nuestro personal?^

Además de todos los voluntarios, somos un equipo de unos 40 empleados y becarios en nuestras oficinas de Ámsterdam, Berlín, Londres, Madrid, Milán, París y San Francisco. Todas nuestras oficinas son entidades sin ánimo de lucro y funcionamos como una organización única que opera en siete idiomas. Nuestro personal incluye a expertos en las zonas donde trabajamos con experiencia directa con, y contactos en, cientos de comunidades indígenas.

Buena parte de la identidad de nuestro personal se mantiene en anonimato por su propia seguridad. Esto también dificulta a los gobiernos bloquear nuestro acceso a los pueblos indígenas.

No tenemos oficinas donde viven los pueblos indígenas. Esto implica que nunca nos sentimos presionados a cambiar nuestro trabajo para proteger a nuestro personal de las amenazas que podrían recibir.

¿Por qué no estamos controlados por los propios pueblos indígenas o tribales?

Porque somos fundamentalmente un movimiento que se opone a crímenes que surgen en nuestras propias sociedades (aunque también tenemos simpatizantes en los países donde viven los pueblos indígenas, incluidos los propios indígenas). No hay ningún requisito formal que diga que personas indígenas o tribales deben formar parte de nuestros órganos directivos o personal, aunque colaboran en ambos.

¿Cómo empezamos?^

Survival fue fundada en 1969 por un grupo de personas consternadas ante el genocidio de los indígenas amazónicos. Un artículo del reconocido escritor Norman Lewis publicado en la revista del diario Sunday Times les llevó a movilizarse.
http://assets.survivalinternational.org/documents/1094/genocide-norman-lewis-1969.pdf

¿Quién está de nuestro lado?^

Muchos indígenas nos han dicho que no habrían sobrevivido sin Survival International.

Cientos de miles de simpatizantes en decenas de países nos han ayudado económicamente y millones de personas acceden habitualmente a nuestra información.

Nuestro trabajo ha sido reconocido por prestigiosos premios, como el “Premio Nobel Alternativo” (Suecia).

Aquí puedes ver una lista de simpatizantes famosos →.

¿Quién se opone a nosotros?^

Gobiernos y empresas que pretenden despojar a los pueblos indígenas de sus tierras o recursos.

Fuerzas armadas que quieren controlar zonas indígenas.

Organizaciones religiosas extremistas que pretenden coaccionar a los pueblos indígenas para que se conviertan, sin importarles a qué precio.

Organizaciones medioambientales extremistas que quieren expulsar a los pueblos indígenas de “áreas protegidas” o impedirles desarrollar su modo de vida.

Muchos que creen erróneamente que solo la civilización occidental ha generado mejoras en nuestro bienestar.

Aquellos en la extrema izquierda que creen que todos deberíamos ser iguales; aquellos en la extrema derecha que piensan que solo hay una forma “válida” de vivir.