Fotos de indígenas aislados confirman la necesidad del Parque Yanomami

Nueva fotografía de una comunidad yanomami aislada en Brasil.
Nueva fotografía de una comunidad yanomami aislada en Brasil.

© Hutukara/Survival

Survival International ha publicado nuevas fotografías de una comunidad yanomami aislada en Brasil, veinte años después de que una de sus campañas más destacadas tuviera como resultado la creación del mayor territorio indígena del mundo en un ecosistema selvático.

Survival International, el líder yanomami Davi Kopenawa y la Comisión Pro Yanomami de Brasil tuvieron un papel decisivo en la victoria.

Las nuevas fotografías demuestran la importancia del territorio para la protección de los yanomamis frente a los buscadores de oro que devastaron a este pueblo indígena en la década de los ochenta.

El “Parque Yanomami” es una de las muchas iniciativas lideradas por Survival International. Stephen Corry, director de la organización, ha declarado hoy: “Los socios y simpatizantes de Survival pueden estar inmensamente orgullosos del éxito que representa este descubrimiento. Por supuesto, muchos pueblos indígenas, entre ellos los yanomamis no contactados, siguen estando amenazados por la ocupación ilegal de sus tierras, por lo que no podemos permitirnos abandonar la lucha. La mera existencia de los yanomamis aislados, sin embargo, demuestra que las campañas persistentes tienen resultados. Esperemos que en el futuro haya muchas más victorias como esta”.

La minería de oro ilegal sigue llevando enfermedades mortales a las comunidades yanomamis.
La minería de oro ilegal sigue llevando enfermedades mortales a las comunidades yanomamis.
© Fiona Watson/Survival

Los yanomamis sufrieron años de opresión a manos de los buscadores de oro. La violencia y las enfermedades hicieron que su población descendiera en un 20% en tan solo siete años.

El Gobierno de Brasil anunció su decisión de demarcar las fronteras de un territorio yanomami en noviembre de 1991. Se convirtió en ley al año siguiente.

Las nuevas imágenes, sacadas por indígenas yanomamis para su asociación, Hutukara, muestran cómo los miembros aislados de este pueblo continúan viviendo en la Amazonia, donde construyen las malocas tradicionales en el corazón de sus comunidades.

Sin embargo, mientras que el reconocimiento de los derechos territoriales de los yanomamis ha mejorado las condiciones para los indígenas, aún existen amenazas muy reales. Los campamentos ilegales de buscadores de oro siguen operando a tan solo quince kilómetros de los yanomamis aislados.

La minería ilegal en territorio yanomami transmite enfermedades mortales como la malaria y contamina los ríos y la selva con mercurio.

Al menos 800 miembros del ejército y la policía de Brasil participan en una misión para expulsar a los buscadores de oro ilegales. Según algunas informaciones, hasta ahora han expulsado a treinta de ellos.