El lado oscuro de Brasil: un indígena amazónico protesta en el tour del trofeo de la Copa del Mundo 17 marzo 2014

Nixiwaka Yawanawá llevaba una camiseta con el mensaje BRASIL: DEJA DE DESTRUIR A LOS INDÍGENAS; pero Coca-Cola y la FIFA evitaron que pudiera mostrarlo cuando se encontraba junto al trofeo.
Nixiwaka Yawanawá llevaba una camiseta con el mensaje BRASIL: DEJA DE DESTRUIR A LOS INDÍGENAS; pero Coca-Cola y la FIFA evitaron que pudiera mostrarlo cuando se encontraba junto al trofeo.

© FIFA

Nixiwaka Yawanawá, un indígena amazónico de Brasil, acudió a la recepción del trofeo de la Copa del Mundo en su llegada a Londres con una camiseta en la que se podía leer “BRAZIL: STOP DESTROYING THE INDIANS” (“Brasil, deja de destruir a los indígenas”). Ataviado con la decoración facial y el tocado tradicionales de su tribu, Nixiwaka llamó la atención sobre los ataques de Brasil a los derechos de su población indígena.

Coca-Cola y la FIFA evitaron que Nixiwaka mostrara el mensaje completo de su camiseta mientras se encontraba junto al trofeo.

En la antesala de la Copa del Mundo de la FIFA, que dará comienzo el próximo mes de junio, Nixiwaka y Survival International destacan que, 500 años después de la colonización, los indígenas de Brasil todavía siguen siendo asesinados por sus tierras y recursos. Mientras Brasil se presenta como una democracia multicultural y propugna ser anfitrión de un Mundial “para todos”, el Gobierno y los terratenientes planean abrir territorios indígenas a faraónicos proyectos industriales.

Una propuesta de enmienda constitucional daría competencia al Congreso de Brasil, altamente influenciado por el lobby anti-indígena del sector agroganadero, voz en el proceso de demarcación de tierras indígenas, lo que se traduciría en mayores retrasos y obstáculos en la protección de la tierra ancestral indígena.

Nixiwaka Yawanawá protestó contra el ataque de Brasil a los derechos indígenas, que tanto les ha costado conseguir.
Nixiwaka Yawanawá protestó contra el ataque de Brasil a los derechos indígenas, que tanto les ha costado conseguir.

© Sarah Shenker/Survival

Otro polémico proyecto de ley abriría los territorios indígenas a la minería, las presas, las bases militares y otros proyectos industriales. Indígenas de todo el país están protestando a viva voz contra estos planes.

Los cambios serían desastrosos para los indígenas no contactados que viven en la selva amazónica de Brasil. La demarcación y protección de sus tierras es vital para su supervivencia dado que carecen de inmunidad frente a las enfermedades que transmiten los foráneos y cualquier forma de contacto amenaza con conducirlos a la extinción. Muchos indígenas aislados se enfrentan a brutales ataques de madereros ilegales y mineros que invaden sus territorios.

Según afirmó Nixiwaka: “En 2014 los ojos del mundo estarán en Brasil por el Mundial de fútbol: es una buena oportunidad para que mostremos a la comunidad internacional la lucha por nuestras tierras. Necesitamos el apoyo de todo el mundo para salvar nuestra selva; dependemos de ella para sobrevivir. Espero que el Gobierno brasileño sea puntero en el respeto por los derechos de los indígenas a sus tierras, y que otros sigan su ejemplo”.

Habiendo perdido casi toda su tierra por los pastos de ganado y las plantaciones de caña de azúcar, muchos guaraníes se ven obligados a vivir junto al borde de la carretera.
Habiendo perdido casi toda su tierra por los pastos de ganado y las plantaciones de caña de azúcar, muchos guaraníes se ven obligados a vivir junto al borde de la carretera.

© Paul Patrick Borhaug/Survival

Tribus brasileñas como los guaraníes llevan esperando la demarcación territorial de sus tierras desde hace años. Tras haber perdido la mayor parte de ellas como consecuencia de la actividad ganadera y las plantaciones de caña de azúcar, se ven forzados a vivir en peligrosas y degradantes condiciones al borde de la carretera o en reservas masificadas. Se enfrentan a la desnutrición, a una frágil salud y al alcoholismo, y sus líderes son perseguidos y asesinados con frecuencia por los pistoleros de los terratenientes.

Coca-Cola, promotora del tour del trofeo y una de las mayores patrocinadoras de la Copa del Mundo, se ha visto involucrada recientemente en la lucha territorial de los guaraníes tras revelarse en un informe que se surte del azúcar proveniente del gigante alimenticio estadounidense Bunge. Este, a su vez, compra caña de azúcar a los agricultores que han ocupado la tierra guaraní.

Un portavoz guaraní dijo a Survival International: “Coca-Cola debe dejar de comprar azúcar a Bunge. Mientras estas empresas se benefician, nosotros nos vemos forzados a soportar hambre, miseria y asesinatos”.

Según declaró hoy el director de Survival International, Stephen Corry: “A menudo se elogia a Brasil como una historia económica de éxito: nunca tanto como en la antesala de la Copa del Mundo. Pero es justo saber que ese crecimiento económico incurre en un coste humano inmenso: la muerte de cientos de miles de indígenas durante los últimos siglos y la aniquilación de tribus enteras. Es hora de reconocer el lado oscuro de Brasil”.

Nota para los periodistas:

- Nixiwaka Yawanawá está disponible para entrevistas.

- Durante el período previo a la Copa del Mundo de la FIFA Survival International da visibilidad a El lado oscuro de Brasil para informar sobre la situación de los indígenas brasileños y los ataques del Gobierno a sus derechos territoriales.

 

Comparte este a noticia.

 

Suscribir

Recibe un mensaje mensual con noticias sobre pueblos indígenas:

Suscríbete a nuestras RSS:

 

o síguenos en la web:

Archivo de noticias