Indígenas amazónicos unen fuerzas para rechazar la minería “devastadora” 4 julio 2014

"Indígena yanomami. Los yanomamis y varias tribus amazónicas más han unido fuerzas para rechazar la minería “devastadora”."
"Indígena yanomami. Los yanomamis y varias tribus amazónicas más han unido fuerzas para rechazar la minería “devastadora”."

© Hutukara/Survival

Indígenas amazónicos han difundido una serie de comunicados desesperados para pedir a sus gobiernos que detengan las actividades mineras que están destruyendo sus tierras y amenazando su existencia.

La Coordinadora de Organizaciones Indígenas de la Amazonía Venezolana (COIAM) ha expresado su “profunda preocupación debido a la creciente actividad minera ilegal” y pide al Gobierno de Venezuela que revise su política minera, la cual considera entra en “clara contradicción entre la intención [de Venezuela] de salvar el planeta y la especie humana tal como señala el Plan de la Patria”, (Plan Nacional para el periodo 2013-2019).

El Gobierno creó una comisión presidencial en marzo para desarrollar la minería en la región sin realizar la debida consulta a los pueblos indígenas quienes han alertado sobre el “serio daño medioambiental” que infringirá a su selva.

Los indígenas han exhortado a la moratoria de la actividad minera en la región sur del Orinoco y al inmediato reconocimiento de los derechos de titularidad de su tierra garantizados en la Constitución.

La organización indígena Kuyujani declaró en un reciente comunicado: “Se trata de una cuestión (…) de ejercicio de autonomía y del derecho a la autodeterminación”.

Las tribus yanomami y yekuana continúan presenciando la polución de sus ríos con el mercurio de los mineros que contamina el agua de ingesta humana y el pescado que consumen. Muchas de sus comunidades han sido devastadas por las enfermedades y la prostitución introducidas por los mineros.

Investigaciones de científicos venezolanos publicadas en 2013 evidenciaron que el 92% de las mujeres indígenas en la región registraba niveles de contaminación por mercurio que excedían los niveles aceptados a escala internacional.

Los yanomamis no contactados, algunos de los pueblos indígenas más vulnerables del planeta, son quienes más tienen que perder: el contacto con los mineros podría aniquilarlos.

Organizaciones indígenas de Venezuela, Brasil y Guyana se reunieron en mayo para discutir sus preocupaciones sobre la actual política de sus Gobiernos dirigida a fomentar la minería y la construcción de presas hidroeléctricas en la región fronteriza conocida como el Escudo de Guayana.

Convocaron una movilización en contra de la minería y de las presas en la Amazonia y pidieron que los tres Gobiernos garanticen y se apeguen a la normativa internacional referida a los derechos de los pueblos indígenas.

 

Comparte este a noticia.

 

Actúa ahora para ayudar a los yanomamis

Tu colaboración ayudará a que los yanomamis consigan el control sobre sus tierras, sus vidas y su futuro. Puedes colaborar de muchas formas.

Suscribir

Recibe un mensaje mensual con noticias sobre pueblos indígenas:

Suscríbete a nuestras RSS:

 

o síguenos en la web:

Archivo de noticias