Los ganaderos pillados vía satélite, acusados de deforestación ilegal

"Una casa de ayoreos no contactados en medio de una nueva carretera. Los indígenas la abandonaron sólo unas pocas horas antes, al escuchar acercarse la excavadora."
"Una casa de ayoreos no contactados en medio de una nueva carretera. Los indígenas la abandonaron sólo unas pocas horas antes, al escuchar acercarse la excavadora."
© Survival

Los magnates de la carne que habían estado deforestando ilegalmente tierras habitadas por indígenas no contactados en Paraguay, tal y como demostraron imágenes por satélite, han sido acusados de deforestación ilegal.

Los cargos han sido presentados después de que Survival International publicara imágenes por satélite que mostraban 4.000 hectáreas de deforestación ilegal en tierras propiedad de las empresas ganaderas BBC S.A. y River Plate.

Deforestación ilegal (señalada) de territorio ayoreo.
Deforestación ilegal (señalada) de territorio ayoreo.
© GAT/ Survival
Deforestación ilegal (señalada) de territorio ayoreo.
Deforestación ilegal (señalada) de territorio ayoreo.
© GAT/ Survival

Esta zona del norte de Paraguay es el hogar de los indígenas ayoreo no contactados, que dependen completamente del bosque para sobrevivir.

Algunos miembros de este pueblo indígena que se han visto obligados a abandonar el bosque en los últimos años están luchando por su derecho a sus territorios ancestrales como el único medio de salvar a sus familiares no contactados.

En los últimos años, las imágenes por satélite han hecho cada vez más difícil para los ganaderos talar árboles sin que nadie se dé cuenta. Sin embargo, los ayoreo siguen bajo la constante amenaza de la industria de la carne, que ya se ha apoderado de gran parte de su territorio.

Fuentes internas a Survival International han declarado hoy: “Es una noticia fantástica y una muestra excelente del poder de las nuevas tecnologías. La opinión pública global tiene más conciencia que nunca de la lucha de los ayoreo, y la situación está cambiando. Pronto serán estas empresas las que no tengan ningún sitio donde esconderse”.