Perú consiente exploraciones de gas en tierra de una tribu no contactada

"Hombre nanti. Su tribu se encuentra amenazada mientras los proyectos de gas peruanos se expanden aún más en áreas protegidas."
"Hombre nanti. Su tribu se encuentra amenazada mientras los proyectos de gas peruanos se expanden aún más en áreas protegidas."
© Survival International

Planes secretos desvelan que Perú persigue activamente nuevas reservas de gas en tierra indígena protegida, lo que supone una flagrante violación de las leyes que previenen este tipo de proyectos.

La Reserva Nahua-Nanti, situada al sureste de Perú, es conocida por sus pueblos indígenas amazónicos no contactados, pero aún más si cabe por la polémica ampliación de los campos de gas que forman parte del proyecto Camisea.

Tan solo el mes pasado, y a pesar de que el 75% de un lote de gas se adentra en la reserva, el ministerio de Minas y Energía de Perú dio luz verde al consorcio de Camisea para incrementar las exploraciones gasísticas.

Ahora Perú ha ido aún más lejos al dar a conocer los planes para un primer lote petrolífero estatal que se ubicará dentro del área legalmente protegida.

Conocido como Fitzcarrald y propiedad de PetroPeru, Survival International puede revelar que está prevista su ubicación al este del lote 88 de Camisea.

De confirmarse, esta localización dividirá la Reserva Nahua-Nanti por la mitad y pondrá en peligro inminente las vidas de los indígenas aislados.

"En abril Perú dio permiso a Camisea para ampliar sus campos gasísticos aún más en tierras protegidas."
"En abril Perú dio permiso a Camisea para ampliar sus campos gasísticos aún más en tierras protegidas."
© A. Goldstein/Survival

Según declaraciones de la organización indígena peruana FENAMAD: " No hay duda, [el Gobierno] estarían pretendiendo recortar (…) territorios indígenas para destinarlos a la exploración y explotación del gas, lo que generará impactos negativos e irreversibles, socialmente reflejados en genocidios y etnocidios de los pueblos indígenas".

Los nuevos planes suponen una clara violación del Decreto Supremo de 2003 que prohíbe cualquier nuevo proyecto de desarrollo de recursos naturales dentro de la Reserva Nahua-Nanti.

“Estos pasos no solo ponen en peligro el futuro de los pueblos indígenas contactados y no contactados de la reserva, sino que además van completamente en contra de la ley”, decía hoy Stephen Corry, director de Survival International. Y añadía: “Exploraciones de gas previas en esta zona ya han diezmado a los pueblos indígenas, por lo que resulta inaudito que el Gobierno se disponga a contemplar cómo se repite la historia; ni siquiera parece importarle cuáles son las consecuencias”.

Nota para periodistas:

- Ver cómo la ubicación de Fitzcarrald se adentra en la Reserva Nahua-Nanti (pdf, 3 MB)

- Descarga el Decreto Supremo peruano de 2003 sobre la Rerserva Nahua-Nanti (pdf, 83 KB)

- Para más información, leer el artículo Perú: Repsol, Pluspetrol y Petrobras industrializan la selva del Urubamba de Marc Gavaldà, quien desde hace más de diez años investiga y documenta los conflictos ambientales del petróleo de los pueblos amazónicos y de la Patagonia.