Información de contexto

FUNAI- Fundación Nacional del Indio (Brasil)

FUNAI, la Fundación Nacional del Indio, es el órgano del Gobierno brasileño que establece y desarrolla las políticas relacionadas con los pueblos indígenas.

Es responsable de demarcar y proteger las tierras tradicionalmente habitadas y usadas por estas comunidades.

Se encarga de evitar que los foráneos invadan territorios indígenas.

Derechos y responsabilidades

En todo Brasil los indígenas viven en diferentes grados de aislamiento. Mineros ilegales, ganaderos, madereros y otros grupos suponen un peligro para la vida y el bienestar de los indígenas y destruyen sus recursos naturales.

La misión de FUNAI es asegurar que los derechos de los indígenas sean respetados, según lo establecido en la Constitución brasileña y en el Estatuto Indígena.

Su trabajo es muy variado e incluye la oposición a “Hakani”, la controvertida película misionera evangélica que promueve la intervención de las autoridades en las comunidades tribales.

Indígenas no contactados

La FUNAI se compone de varios departamentos, entre ellos el de Coordinación General de Indígenas Aislados (CGII), creado en 1987.

Es el único departamento gubernamental en el mundo dedicado a la protección de las comunidades indígenas que tienen poco o ningún contacto con la sociedad nacional y otros pueblos.

El departamento fue fundado por Sydney Possuelo, tras haber presenciado la muerte y la enfermedad causadas por las misiones del Gobierno que buscaban contactar pueblos indígenas previamente aislados.


El agente de FUNAI José Carlos Meirelles Jr
muestra unas flechas de indígenas aislados,
en un puesto en la selva en Acre.
Introdujo cambios significativos en la política del Gobierno y la estrategia previa de establecer contacto con estos grupos con el objetivo final de integrarlos fue sustituida por otra de protección y respeto por el derecho de los indígenas a permanecer aislados.

Hoy en día, el contacto sólo se busca cuando se considera que los grupos aislados están seriamente amenazados.

La CGII es responsable de la protección de 14 millones de hectáreas de territorio de los indígenas aislados, más de tres veces el tamaño de Suiza.

El año pasado difundió unas fotografías aéreas de un pueblo indígena no contactado que tuvieron una gran cobertura mediática a nivel internacional.

Historia

Antes de que la FUNAI existiera, su labor fue encomendada al Servicio de Protección Indígena (SPI) fundado en 1910.


Logotipo oficial de la FUNAI.
Pretendía proteger a los indígenas incorporándolos a la sociedad nacional mayoritaria, con lo que eliminaban la diversidad cultural y dejaban libres sus tierras.

No obstante, la creación de este órgano introdujo un cambio significativo, al acabar con el monopolio de la Iglesia en la “asistencia” a los indígenas.

Bajo la dirección de su fundador, Marshall Cândido Rondon, el SPI comenzó con grandes ideales, pero más tarde se sumergió en la burocracia y la controversia, no investigando a los funcionarios corruptos y fracasando a la hora de proporcionar asistencia sanitaria a los pueblos indígenas recién contactados.

Esta negligencia empeoró con una serie de terribles persecuciones y explotaciones por parte de algunos trabajadores del SPI.

En 1967, el Informe Figueiredo, encargado por el Ministro del Interior, puso de manifiesto la verdadera magnitud de las acciones criminales que se cometieron contra la población indígena de Brasil.

Las 5.000 páginas que componen el documento revelaron un listado de atrocidades que iban desde los asesinatos masivos hasta la esclavitud, pasando por la tortura, los abusos sexuales y el robo de tierras.

Atribuía al SPI la responsabilidad de gran parte del sufrimiento e incluso del exterminio de algunos pueblos indígenas, a los que supuestamente tenía que proteger. Concluía que 80 pueblos indígenas habían desaparecido por completo.

Surgieron protestas enérgicas en Brasil y preocupación en el resto del mundo.


Artículo de Norman Lewis en el
Sunday Times.
Un periódico británico, el Sunday Times, envió al escritor Norman Lewis a investigar. Su artículo ‘Genocidio’ conmocionó al público y condujo a la fundación de Survival International en 1969.

Como consecuencia de la publicación del Informe Figueiredo, el SPI fue sustituido por la FUNAI en 1967.