Información de contexto

Hakani

“Hakani” es una película producida por la organización misionera fundamentalista americana Youth With a Mission (Jóvenes con una Misión).

Afirma ser la “verdadera historia” de una niña indígena brasileña llamada Hakani que supuestamente fue enterrada viva por su tribu, los suruwahas.

Sin embargo la película es falsa y hasta los misioneros que la produjeron “admiten que no hay forma de comprobar lo que dicen que sucedió”.

Hakani – el camino al infierno

En esta entrevista el director de Survival, Stephen Corry, explica por qué Survival está en contra de Hakani.

Fragmentos de la entrevista:

Usted se opone a la película “Hakani”, ¿por qué?

Stephen Corry: Es una farsa. Une imágenes de diferentes pueblos indígenas y usa retoques fotográficos para ofrecer ese punto de vista. No fue filmada en una comunidad indígena, la tierra que cubre la cara de los niños es en realidad pastel de chocolate, y los indígenas que aparecen en la película cobraron como actores.

Los autores de la película dicen que es una recreación, no una farsa. ¿Cómo les responde?

Stephen Corry: Está presentada como si fuera totalmente real. En los títulos de crédito iniciales leemos: “Una historia real” y solo al final se advierte al espectador que es una recreación. El trailer, que ha visto mucha más gente que la película en sí, ni siquiera lo menciona. Si fuera emitido aquí [en el Reino Unido], sería obligatorio explicarlo.

Pero incluso de haber sucedido [el infanticidio] como lo han contado, se trataría de un caso extremadamente aislado. Tras décadas trabajando en la Amazonia, no conocemos ninguna comunidad indígena donde se diga a los padres que maten a sus hijos. Simplemente, esto no ocurre.

¿Por qué oponerse a la película si trata de detener el infanticidio?

Stephen Corry: La película y su mensaje son dañinos. Su mensaje se basa en lo que ellos afirman que pasa normalmente en las comunidades indígenas, pero esto no es así. Genera sentimientos de odio contra los indígenas. En la página de YouTube donde se emite el vídeo aparecen comentarios como “Eliminen a estas tribus nativas. Dan asco” y “Esos hijos de p*t* del Amazonas que entierran (sic) a niños pequeños, hay que matarlos a todos’’. Los autores de la película deberían avergonzarse por todo el daño que están causando a las personas a las que tratan de ayudar.

Es propaganda para reforzar la campaña evangélica que defiende un peligroso principio, la denominada Ley Muwaji, que ha sido presentada al Congreso brasileño.

¿En qué consiste?

La ley Muwaji se centra en las que llama “prácticas tradicionales” y dice lo que el Estado y los ciudadanos deben hacer al respecto. El texto original dice que si alguien piensa que hay un riesgo de “prácticas tradicionales dañinas”, debe dar parte. Si no lo hace, podrá ser encarcelado. Las autoridades deben intervenir y trasladar a los niños y/o a sus padres. Todo esto porque alguien, cualquiera, un misionero por ejemplo, diga que hay algún riesgo.

Un borrador más reciente de la Ley Muwaji que fue aprobado por una comisión en junio de 2011 no menciona la separación de los niños. Sin embargo, el sector evangélico de Brasil desea que la separación forzosa de los niños vuelva a ser incorporada en el anteproyecto de ley. Se desconoce qué versión se convertirá finalmente en ley, de hacerlo alguna de ellas.

Lee la entrevista completa a Stephen Corry y la respuesta de Survival a los comentarios del equipo de Hakani.