Información de contexto

Vedanta Resources, empresa minera

Vedanta Resources, una empresa británica, perdió una batalla para abrir una mina de bauxita a cielo abierto en la montaña Niyamgiri de la India.

La mina habría destruido los bosques de los que dependen los indígenas dongria kondhs y destrozado las vidas de otros miles de indígenas kondhs que viven en esa zona.

El Tribunal Supremo de la India había dado luz verde a la mina en 2008, pero los pueblos kondhs opusieron resistencia y el Gobierno de la India finalmente intervino para evitar la destrucción de su lugar más sagrado.

La mina los convertiría en “mendigos”

El Tribunal Supremo de la India aprobó en un primer momento la mina de Vedanta, pero el Gobierno británico ha señalado que al tribunal nunca se le pidió tener presentes los derechos de los dongria kondhs. Asimismo, este declaró que era “esencial” un “cambio en el comportamiento de la empresa”.

Los dongrias permanecen unidos en su determinación de impedir que Vedanta convierta su montaña sagrada en un vertedero industrial.

Una de las condiciones del Tribunal Supremo fue que parte de los beneficios de la mina se destinaran al “desarrollo de los pueblos indígenas”.

Pero ningún programa de “desarrollo” ni de “compensación” podría subsanar los problemas que causaría la explotación minera de Niyamgiri: la destrucción de un entorno y una cultura únicos.

Los dongrias han acusado a Vedanta de “intentar comprarnos con dinero”, y han dejado claro que:

“La minería sólo produce beneficios para los ricos. Nos convertiremos en mendigos si la empresa destruye nuestra montaña y nuestra selva para hacer dinero. No queremos la mina ni ninguna ayuda de la empresa”.

Vedanta fue fundada por el multimillonario Anil Agarwal, quien posee más de la mitad de las acciones de la empresa.