Botsuana aprueba una mina de diamantes en territorio bosquimano

"Bosquimanos en Gope antes de ser expulsados."
"Bosquimanos en Gope antes de ser expulsados."
© Fiona Watson/Survival

El Gobierno de Botsuana ha dado luz verde a una enorme mina valorada en 3.300 millones de dólares en la Reserva de Caza del Kalahari Central, coincidiendo con el proceso de apelación de los bosquimanos del Kalahari contra la decisión de las autoridades de Botsuana que les impiden acceder al agua en sus territorios.

Gem Diamonds ha anunciado hoy que su solicitud de licencia para abrir una enorme mina de diamantes cerca de la comunidad bosquimana de Gope en la reserva ha sido aprobada. La empresa asegura contar con el consentimiento de los bosquimanos en cuyas tierras se asentará la mina.

Survival, sin embargo, le ha dicho repetidamente a Gem Diamonds que los bosquimanos tienen derecho a asesoramiento independiente sobre las probables consecuencias de la mina. No han tenido dicho asesoramiento, y muchos de los bosquimanos cuyas tierras se verán afectadas aún viven fuera de la reserva en campos de reasentamiento desde su expulsión forzosa en 2002, ya que el Gobierno se niega a permitirles cazar o incluso acceder al agua dentro de la reserva.

Survival y los bosquimanos siempre han mantenido que estos últimos fueron expulsados para dejar paso a la minería de diamantes. El Gobierno lo negó durante mucho tiempo, asegurando que el yacimiento de diamantes en Gope no era rentable.

Un bosquimano que desea permanecer en el anonimato ha declarado hoy: “¿Por qué tiene el Gobierno que decidir conceder la licencia hoy, mientras se decide nuestra apelación por el agua? Parece que ésta es su respuesta a nuestro caso [judicial]. Nos están diciendo que, incluso si ganamos nuestro caso y conseguimos agua, la mina de diamantes seguirá adelante”.

“Es la prueba final de que el argumento del Gobierno de que no quieren que vivamos en la Reserva de Caza del Kalahari Central para proteger la vida salvaje es una mentira. ¿Quién cree que dañará a los animales? ¿La gente que ha vivido aquí desde hace miles de años, o una mina valorada en 3.300 millones de dólares con carreteras, tendido eléctrico, miles de toneladas de desechos y cientos de personas yendo y viniendo?”

Según el director de Survival International, Stephen Corry: “Si no fuera algo tan trágico, la pretensión de Gem Diamonds de que los bosquimanos han dado su consentimiento a la mina daría risa. ¿Cómo podrían las personas a las que se les niega el agua para obligarlas a irse de la reserva estar en posición de dar su consentimiento libre e informado? Especialmente cuando nadie aparte de Gem Diamonds y el Gobierno les ha dicho qué impacto tendrá esta enorme mina sobre ellos. Survival mantuvo durante años que el Gobierno quería abrir la reserva a la minería de diamantes. Éste lo negó. Pero desgraciadamente se ha demostrado que teníamos razón”.