Botsuana desafía a la justicia en el 10º aniversario de la victoria judicial de los bosquimanos

Los bosquimanos celebrando su histórica victoria judicial en 2006. Durante diez años el Gobierno de Botsuana se ha negado a obedecer la decisión judicial.
Los bosquimanos celebrando su histórica victoria judicial en 2006. Durante diez años el Gobierno de Botsuana se ha negado a obedecer la decisión judicial.
© Survival

Esta semana se cumplieron diez años desde que los bosquimanos del Kalahari central lograron una victoria judicial sin precedentes que, a día de hoy ,el Gobierno de Botsuana sigue sin acatar.

El Tribunal Supremo del país dictaminó que los bosquimanos habían sido expulsados ilegalmente de sus tierras ancestrales en la Reserva de Caza del Kalahari Central y que tenían derecho a regresar a su hogar. Asimismo reconoció que era ilegal prohibir a los bosquimanos cazar. Según las propias palabras de un juez, equivalía “a condenarlos a morir de hambre”.

Fuera de la corte, el portavoz bosquimano Roy Sesana declaraba: “Hoy es el día más feliz para nosotros los bosquimanos. Hemos llorado mucho, pero hoy lloramos de felicidad”.

Los bosquimanos han dependido y cuidado de sus entornos durante milenios. Hoy se les acusa de “furtivos” porque cazan para alimentar a sus familias.
Los bosquimanos han dependido y cuidado de sus entornos durante milenios. Hoy se les acusa de “furtivos” porque cazan para alimentar a sus familias.

© Forest Woodward / Survival, 2015

Diez años después, Botsuana ha proclamado una prohibición de caza a nivel nacional y ha promovido que se dispare en el acto a los “furtivos”. El pasado mes de agosto, un helicóptero de la policía disparó contra un grupo de bosquimanos que cazaba antílope para alimentar a sus familias.

En una situación que ha sido comparada con el apartheid de Sudáfrica, el Gobierno además está forzando a la mayoría de los bosquimanos a solicitar permisos mensuales de acceso a su tierra. A muchos bosquimanos les preocupa que, cuando la generación actual que vive en la reserva fallezca, les impidan el acceso a su tierra para siempre.

El director de Survival International ha declarado: “Tal día como hoy diez años atrás asistíamos a emotivas celebraciones en Botsuana y alrededor del mundo. Los bosquimanos y sus simpatizantes no cabían en sí de júbilo cuando los jueces rehusaron someterse a la presión y ordenaron al Gobierno que revocara sus brutales políticas. El Gobierno del General Khama ha intentado dar esquinazo a esta sentencia trascendental desde entonces, lo que debería consternar a todo aquel que se preocupe por los derechos humanos o la democracia. El robo de tierras es un crimen grave y mortal, y Survival seguirá apoyando a los bosquimanos en su lucha por la justicia”.