Arrestan a un bosquimano por desplazarse sin permiso por su tierra

El abogado de los bosquimanos, Gordon Bennett, ya los representó durante su victoria judicial de 2006.
El abogado de los bosquimanos, Gordon Bennett, ya los representó durante su victoria judicial de 2006.
© Survival

El destacado activista bosquimano Jumanda Gakelebone fue arrestado y retenido toda la noche mientras se desplazaba por su tierra natal de la Reserva de Caza del Kalahari Central este fin de semana. El arresto dejó al abogado de los bosquimanos, que se encontraba en la reserva para consultar a sus clientes sobre un caso que se encuentra en estos momentos en el Tribunal de Apelaciones de Botsuana, en medio del desierto sin guía ni traductor.

Gakelebone, miembro de la organización bosquimana First People of the Kalahari (FPK), fue detenido por viajar por la reserva sin un permiso. FPK lleva años desarrollando una campaña por el derecho de los bosquimanos a vivir en su tierra ancestral.

Tras ser puesto en libertad, Gakelebone dijo a Survival International: “[el arresto] muestra la intención del Gobierno. Para mí [la reserva] es mi casa. Es donde nací. No necesito un permiso”.

Gakelebone viajaba por la reserva con el abogado de los bosquimanos Gordon Bennett, poco después de una vista oral crucial sobre el derecho de los bosquimanos a acceder a agua potable en sus territorios dentro de la reserva. Se espera que el Tribunal de Apelaciones de Botsuana emita su veredicto mañana.

Los bosquimanos fueron expulsados forzosamente de sus tierras en la reserva en 2002, pero después de una batalla legal que duró cuatro años consiguieron un veredicto histórico que les permitía regresar. Desde entonces, el Gobierno de Botsuana ha hecho la vida dentro de la reserva insostenible, prohibiendo a los bosquimanos cazar o usar un pozo de agua del que habían dependido durante décadas.

La prohibición de usar el agua ha sido condenada con firmeza, entre otros, por Naciones Unidas y por la Comisión Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos. Telegramas recientemente filtrados por Wikileaks han revelado que el embajador de EEUU también condenó el trato del Gobierno de Botsuana a los bosquimanos.

La semana pasada el Gobierno de Botsuana aprobó la solicitud de Gem Diamonds para construir una mina de diamantes valorada en 3.000 millones de dólares en una comunidad bosquimana en la reserva.