Calmantes y bolígrafos para apaciguar a los indígenas de Perú 14 septiembre 2011

Raya, un anciano nahua. Más de la mitad de su pueblo fue aniquilado tras la apertura de su tierra a la exploración petrolífera.
Raya, un anciano nahua. Más de la mitad de su pueblo fue aniquilado tras la apertura de su tierra a la exploración petrolífera.
© Johan Wildhagen

Los indígenas aislados en el sureste de Perú están siendo “sobornados” con calmantes y bolígrafos coincidiendo con la llegada de los gigantes energéticos que quieren abrir sus territorios a la exploración de gas natural.

Survival International ha sabido que incluso miembros de INDEPA, la agencia gubernamental que debe proteger a los pueblos indígenas de Perú, han presionado a las comunidades para que se pueda investigar en la reserva en la que viven.

Trabajadores del gigante gasístico argentino Pluspetrol han estado en la Reserva Kugapakori-Nahua, donde han llevado a cabo pruebas medioambientales para evaluar si el suelo es adecuado. La reserva se creó en 1990 para proteger los derechos territoriales de los indígenas vulnerables.

Los indígenas aislados nanti viven en lo profundo de la Reserva Kugapakori-Nahua, y se encuentran amenazados por la invasión de sus tierras y las enfermedades.
Los indígenas aislados nanti viven en lo profundo de la Reserva Kugapakori-Nahua, y se encuentran amenazados por la invasión de sus tierras y las enfermedades.
© Survival International

Enrique Dixpopidiba Shocoroa, un líder nahua, ha explicado que han dado a su comunidad material médico, de papelería y promesas de trabajo temporal.

Estos preocupantes hechos coinciden con la aprobación histórica por parte del presidente peruano, Ollanta Humala, de una ley histórica diseñada para garantizar el derecho de los pueblos indígenas a la consulta previa sobre cualquier proyecto que los afecte a ellos o a sus tierras.

Sin embargo, alrededor de 15 pueblos indígenas han elegido resistirse al contacto en la Amazonia peruana, y varios de ellos se encuentran dentro de la citada reserva. Todos se enfrentan a la extinción si se abren sus territorios.

El director de Survival International ha declarado hoy: “La explotación de hidrocarburos en las reservas para indígenas aislados es una burla a la nueva ley de Perú. También supone poner en riesgo la promesa del Gobierno de proteger a los indígenas no contactados, que son especialmente vulnerables”.

La mitad de los nahuas murieron después de que Shell comenzase a buscar petróleo en sus tierras en la década de los 80. En la actualidad los indígenas aislados que aún viven en la región están en extremo peligro de sucumbir a enfermedades introducidas por los foráneos".

 

Comparte este a noticia.

 

Actúa ahora para ayudar a los indígenas aislados

Tu ayuda es fundamental para la supervivencia de los indígenas aislados. Puedes colaborar de diferentes maneras:

Suscribir

Recibe un mensaje mensual con noticias sobre pueblos indígenas:

Suscríbete a nuestras RSS:

 

o síguenos en la web:

Archivo de noticias