Wanniyala-aettos

Los wanniyala-aettos (“pueblo de la selva”) viven en una región de selva tropical al este del macizo montañoso central de Sri Lanka. Se cree que ya vivían en Sri Lanka varios miles de años antes de la llegada de los cingaleses y tamiles, ahora dominantes. Los extranjeros los conocen como los “veddahs”.

¿A qué problemas se enfrentan?

Durante los años 1950, el Gobierno de Sri Lanka comenzó a otorgar las tierras de los wanniyala-aetto a los colonos cingaleses. Se arrasaron selvas, se anegaron terrenos de caza, y comenzaron a llegar miles de colonos.

En 1983, el último refugio selvático de los wanniyala-aettos recibió la denominación de Parque Nacional Maduru Oya. Se los trasladó a poblados del Gobierno y se les prohibió la entrada a su selva si no tenían un permiso. Además la caza y la recolección les fueron prohibidas.

La transición a esta nueva vida ha sido dura, y a muchas familias les resulta muy difícil cultivar comida suficiente en las diminutas parcelas de tierra que el Gobierno les ha dado.

Actualmente, a los niños se les enseña el idioma y la religión cingalesas, por ser ésta la población dominante. Los casos de alcoholismo y de enfermedades mentales se multiplican entre las nuevas comunidades.

Desde 1998, algunos hombres han recibido permisos para cazar y recolectar en una pequeña zona de la selva, pero los que carecen de dichos permisos siguen arriesgándose a multas o incluso a la cárcel si son detenidos.

En los últimos años, los guardas forestales del parque han matado a tiros a tres miembros de la comunidad wanniyala-aettos, todos ellos con permisos. Muchos wanniyala-aettos quieren volver a sus tierras en Maduru Oya.

¿Cómo ayuda Survival?

Survival insta al Gobierno de Sri Lanka a que reconozca los derechos de los wanniyala-aettos a la vida, a la caza para consumo propio y a la recolección de frutos de la selva dentro del parque nacional Maduru Oya.

¿Cómo puedo ayudar?