Alta funcionaria de la ONU condena la “destrucción masiva” de la tierra de un pueblo indígena aislado en Paraguay

"Una mujer ayoreo-totobiegosode tras ser forzada a salir de su bosque en el Chaco paraguayo. "
"Una mujer ayoreo-totobiegosode tras ser forzada a salir de su bosque en el Chaco paraguayo. "

© Ruedi Suter/Survival

Una alta funcionaria de la ONU ha condenado la “masiva destrucción del ecosistema [paraguayo]” que podría aniquilar a los últimos indígenas no contactados que quedan en el país.

Los indígenas no contactados ayoreo­-totobiegosodes, que habitan en el norte del Chaco paraguayo, se están viendo forzados a huir por las topadoras (excavadoras) que destruyen su hogar para la producción ganadera.

Los ayoreo-totobiegosodes, como todos los pueblos indígenas no contactados, se enfrentan a una catástrofe a menos que su tierra sea protegida.

La Relatora Especial sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, Victoria Tauli-Corpuz, dijo a las autoridades paraguayas “[Los ayoreos] necesitan tierras para el desarrollo de su forma de vida, necesitan estar en contacto con la naturaleza, necesitan sus bosques, si no, desaparece su cultura".

En octubre de 2014 Survival entregó un informe a la Relatora Especial anticipándose a su primer viaje a Paraguay.

El informe de Survival enfatizó la invasión ilegal de ganaderos en la tierra ayoreo que ha tenido como consecuencia la tasa más rápida de deforestación del mundo. *

La empresa ganadera brasileña, Yaguareté Porã S.A., ha estado talando ilegalmente el hogar de los ayoreos en el bosque forzando a los vulnerables indígenas a huir de la tierra de la que dependen para su supervivencia.

La Relatora recalcó la frágil salud de los pueblos indígenas del país, de los cuales el 87% no tiene acceso a servicios sanitarios.

Tras su primer contacto, muchos ayoreos sucumbieron a enfermedades respiratorias ante las cuales no tienen ninguna inmunidad, y numerosos miembros de la tribu han sido abandonados a su suerte hasta morir.

“Mi recomendación general al Estado paraguayo es que garantice los derechos de los ayoreo-totobiegosodes y el acceso a sus recursos", declaró Tauli-Corpuz.
  • El estudio, desarrollado por M.C. Hansen y otros (2013), se titula: ‘High-Resolution Global Maps of 21st-Century Forest Cover Change’. Analizaba datos satelitales obtenidos entre los años 2000 y 2012 y demuestra que Paraguay tuvo la mayor pérdida de territorio neto durante ese período.