Líder indígena arremete contra Perenco tras su asilo político 21 junio 2010

"El líder de AIDESEP ha criticado a Perenco por negar la existencia de indígenas aislados."
"El líder de AIDESEP ha criticado a Perenco por negar la existencia de indígenas aislados."
© AIDESEP

El líder indígena peruano, Alberto Pizango, ha criticado duramente a la petrolera Perenco por negar la existencia de pueblos indígenas aislados, al poco de regresar a Perú, tras once meses de asilo político.

Alberto Pizango, líder de la organización indígena AIDESEP, ha arremetido contra Perenco por negar la existencia de indígenas aislados en una remota zona de la Amazonia peruana, donde pretende construir un oleoducto para explotar unos 300 millones de barriles de crudo pesado, según las estimaciones que se barajan.

En una carta dirigida al departamento de asuntos indígenas del Gobierno peruano, INDEPA, Pizango señala que investigaciones antropológicas independientes han confirmado que estos pueblos existen, y que esto está en conocimiento del gobierno regional, de un respetado instituto de investigación y de Barrett Resources, la empresa que trabajaba en la región antes de Perenco. Asimismo, la carta alega que el gobierno regional ha prohibido a los madereros trabajar en la zona debido a su preocupación por el impacto potencial que esto podría tener sobre los indígenas aislados que viven en ella.

La carta de Pizango, con fecha de 3 de junio, finaliza pidiendo a INDEPA que ordene a Perenco detener sus trabajos en la región: una petición que Survival también está haciendo. Según la carta, cualquier tipo de operación petrolífera pondría en peligro la supervivencia de los indígenas aislados.

Perenco reveló recientemente que ha transportado por helicóptero “más de 50.000 toneladas de material y bienes fungibles, el equivalente a siete torres Eiffel” a la región. La empresa niega la existencia de los indígenas aislados, aunque en un “plan de contingencia” presentado al Ministerio de Energía peruano este año, recomendaba a sus trabajadores, en ciertos casos, “asustarlos y demorarlos” de producirse el contacto.

Pizango regresó a Perú el pasado mes de mayo, tras pasar once meses en Nicaragua, donde solicitó asilo político después de que se le imputaran cargos en relación con los violentos sucesos vividos en la Amazonia peruana el 5 de junio de 2009. A su regreso, fue detenido inmediatamente, y liberado al día siguiente.

Según declararon hoy fuentes internas a Survival: “El hecho de que el señor Pizango esté presionando a Perenco tan pronto, después de su regreso largamente esperado a Perú, es una clara señal de la urgencia del caso”.

 

Comparte este a noticia.

 

Actúa ahora para ayudar a los indígenas aislados

Tu ayuda es fundamental para la supervivencia de los indígenas aislados. Puedes colaborar de diferentes maneras:

Suscribir

Recibe un mensaje mensual con noticias sobre pueblos indígenas:

Suscríbete a nuestras RSS:

 

o síguenos en la web:

Archivo de noticias