Perenco introduce 50.000 T de material en tierra de indígenas aislados

Lanzas cruzadas dejadas por indígenas aislados en la región donde opera Perenco.
Lanzas cruzadas dejadas por indígenas aislados en la región donde opera Perenco.
© Marek Wolodzko/AIDESEP

La empresa anglo-francesa Perenco dio a conocer que ha transportado por helicóptero “más de 50.000 toneladas de material y bienes fungibles” a la remota Amazonia peruana.

Según describió la petrolera los materiales transportados a la región son el “equivalente a siete torres Eiffel”. Perenco ha construido y perforado una serie de pozos en la región como parte de sus planes de explotar el crudo que yace bajo la selva, de la que estima extraer unos 300 millones de barriles.

En la zona donde trabaja Perenco viven dos de los últimos pueblos indígenas no contactados y ha sido descrita por un científico como “el área de mayor biodiversidad de Sudamérica”. Estos indígenas son extremadamente vulnerables a cualquier forma de contacto que pueda darse con los trabajadores de la compañía, pero ésta niega su existencia.

Las actividades que desarrolla Perenco en la región han sido duramente criticadas por algunas organizaciones indígenas en Perú, como AIDESEP, la cual ha llevado a la empresa ante el Tribunal Supremo de Perú. Survival está pidiendo a Perenco que abandone sus operaciones; sin embargo, la empresa se niega a hacerlo.

Además Perenco pretende construir un oleoducto en la región que ayude a transportar el petróleo desde la remota Amazonia hasta la costa peruana.