Perenco, cada vez más cerca de construir un oleoducto

Lanzas cruzadas encontradas en un camino del norte de Perú, en una zona en la que está trabajando la petrolera Perenco.
Lanzas cruzadas encontradas en un camino del norte de Perú, en una zona en la que está trabajando la petrolera Perenco.
© Marek Wolodzko/AIDESEP

La petrolera anglo-francesa Perenco ha dado un paso más en sus planes de construir un oleoducto a través de la tierra de pueblos indígenas no contactados, en una remota región de la Amazonia.

El Ministerio de Energía de Perú ha aprobado el “Sumario ejecutivo” de la “Evaluación de Impacto Ambiental” (EIA), informe que pretende detallar las potenciales consecuencias medioambientales del oleoducto.

Antes de aprobar dicho sumario, el Ministerio insistió a Perenco para que elaborara un “plan de contingencia” en caso de contacto entre sus trabajadores y los pueblos indígenas aislados. Este plan dice que los trabajadores de Perenco podrían, en determinadas circunstancias, intentar establecer contacto deliberadamente con los indígenas, y “asustarlos y demorarlos”.

Ahora Perenco necesita que el Ministerio apruebe su EIA por completo. Survival está instando a la empresa a que abandone sus planes de construir un oleoducto, así como a que abandone la región.

El gigante hispano-argentino Repsol-YPF y la energética estadounidense ConocoPhillips pretenden realizar exploraciones petrolíferas en la misma zona.

Survival ha escrito al presidente Obama pidiéndole que aborde estas cuestiones con el presidente peruano, Alan García, cuando se reúnan en la Casa Blanca dentro de tres días.