Indignación por la sentencia que niega a los bosquimanos el acceso al agua

La sentencia de hoy supone un duro golpe para los bosquimanos. Xoroxloo Duxee murió de deshidratación en 2005
La sentencia de hoy supone un duro golpe para los bosquimanos. Xoroxloo Duxee murió de deshidratación en 2005
© Survival

La sentencia emitida hoy por el Tribunal Supremo de Botsuana que niega a los bosquimanos del Kalahari el acceso al agua ha generado gran indignación.

El juez ha sentenciado que los bosquimanos no tienen derecho a acceder a un pozo de agua existente en sus tierras, o a excavar un nuevo pozo dentro de la
Reserva de Caza del Kalahari Central, una de las regiones más secas del mundo. La vista oral del caso se celebró el 9 de junio, pero el juez se reservó su veredicto hasta hoy.

El fallo judicial supone un duro golpe para los bosquimanos, que han pasado serias dificultades sin agua desde 2002, cuando el Gobierno de Botsuana selló y tapó un pozo para forzarlos a abandonar la reserva. En 2006, el Tribunal Supremo declaró ilegales e inconstitucionales las expulsiones forzosas de los bosquimanos, y desde entonces cientos de ellos han regresado a sus tierras.

A pesar del veredicto, el Gobierno prohibió a los bosquimanos poner el pozo en funcionamiento de nuevo, dejando que se enfrentaran a lo que el más alto representante de Naciones Unidas para los pueblos indígenas, James Anaya, describió como “duras y peligrosas condiciones debido a la falta de acceso al agua”. Al mismo tiempo, Wilderness Safaris abría en territorio bosquimano un alojamiento de lujo para turistas con bar y piscina, y el Gobierno excavaba nuevos pozos de agua dentro de la reserva para proveer a los animales salvajes, con fondos de la fundación Tiffany & Co.

Además se está impidiendo a los bosquimanos que lleven agua a sus familiares dentro de la reserva.

“Son muy malas noticias. Si no tenemos agua, ¿cómo pretenden que vivamos? El Tribunal nos dio nuestra tierra, pero sin el pozo, sin agua, nuestras vidas son difíciles”, expresaba Jumanda Gakelebone, portavoz bosquimano.

Tras conocer el veredicto, fuentes internas a Survival International declararon: “En los últimos diez años Botsuana se ha convertido en una de las zonas más duras de todo el planeta para los pueblos indígenas. Si a los bosquimanos se les niega el agua en sus propias tierras, mientras que los turistas, los animales y las minas de diamantes disponen de ella libremente, los extranjeros deberían preguntarse si quieren realmente apoyar a este régimen con sus visitas y compras de joyería."

El abogado de los bosquimanos tiene disponibilidad para entrevistas (en inglés)