Paremos el genocidio de Brasil

El presidente Bolsonaro ha “declarado la guerra” a los pueblos indígenas de Brasil

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, está intentando dar marcha atrás al reloj de los derechos indígenas. Pretende despojarlos de su autonomía, vender sus territorios a la actividad maderera y minera, y “asimilarlos” en contra de su voluntad.

En una ocasión dijo: “Es una pena que la caballería brasileña no fuera tan eficiente como la estadounidense, que exterminó a los indios”. Bajo su mandato, cada minuto se destruye un área de selva amazónica equivalente al tamaño de un campo de fútbol.

¿Será el aire que respira el presidente diferente al que nosotros respiramos?

Reginaldo Apyawa

“No estamos asustados.” Indígenas protestan en Brasilia. Abril de 2019
© Sarah Shenker/Survival International

Brasil es actualmente el hogar de unos 305 pueblos indígenas diferentes, de los que alrededor de un centenar son pueblos indígenas no contactados.Todos ellos se encuentran ahora en peligro.

Survival International lleva desde su nacimiento, hace 50 años, solidarizándose con los pueblos indígenas de Brasil: por su supervivencia, por la protección de algunos de los territorios más biodiversos de la Tierra, por la salud de nuestro planeta y por toda la humanidad.

Luchamos junto a ellos para defender sus vidas y sus tierras. Tú también puedes sumarte a la lucha contra el genocidio de Brasil, ¡actúa ahora!.

Sigue #VozIndígena para ver y escuchar los importantes mensajes que los propios indígenas quieren compartir.

Este es sin duda uno de los peores momentos para los pueblos indígenas desde la dictadura militar.

Beto Marubo

Por todo Brasil, los pueblos indígenas se defienden

© Sarah Shenker/Survival International

Según APIB, la Asociación de Pueblos Indígenas de Brasil: “Tenemos derecho a existir. No nos retiraremos. Denunciaremos a este Gobierno por todo el mundo.”

Los pueblos indígenas de Brasil, sus aliados y simpatizantes, y Survival International estamos en lucha, mientras el presidente planea robar sus tierras, destruir sus vidas y aniquilarlos como pueblos.

En el primer mes de gobierno de Bolsonaro, los pueblos indígenas lideraron la mayor protesta internacional por los derechos indígenas hasta la fecha. Alzar nuestras voces indignadas al unísono, sin duda, está marcando la diferencia.

Los pueblos indígenas frustran los intentos de Bolsonaro de desmantelar la FUNAI


Bolsonaro ha tratado de desmantelar la FUNAI, el departamento de asuntos indígenas, y ha dado pasos para facilitar a las industrias extractivas y del agronegocio la explotación de los recursos de los territorios indígenas.

En su primer día como presidente:

Sacó a la FUNAI del Ministerio de Justicia para situarla bajo el control de su recién creado Ministerio de Familia, Mujer y Derechos Humanos, donde la ministra Damares Alves, predicadora evangélica con historial de políticas antindígenas, tendría influencia sobre asuntos indígenas.
Retiró la responsabilidad de la demarcación de los territorios indígenas a la FUNAI para otorgarla al Ministerio de Agricultura. Al frente del departamento de asuntos territoriales está Nabhan García, quien lleva décadas luchando contra las demarcaciones de territorios indígenas.

Pero Bolsonaro fracasó y estas medidas fueron tumbadas por el Congreso en junio de 2019.

Esta fue una gran victoria para los pueblos indígenas y para los amigos que apoyan la lucha indígena, a través de la presión y el activismo que venimos ejerciendo desde el comienzo de este Gobierno antindígena.

Paulo Tupiniquim

© Fabio Nascimento / Mobilização Nacional Indígena

Los pueblos indígenas evitan la abolición de la SESAI


La administración de Bolsonaro quería abolir el sistema de sanidad indígena SESAI (Secretaría Especial de Salud Indígena de Brasil).

Y fracasó nuevamente. Grupos indígenas protestaron en muchas zonas del país y ocuparon edificios públicos y carreteras en apoyo a la Sesai.

Solo una semana después de que se diera a conocer la propuesta, el Gobierno dio marcha atrás y declaró que el sistema de sanidad indígena no sería abolido después de todo.

Indígenas protestan en el estado de Maranhão
© Mídia Índia

Protesta de indígenas guaraníes en el estado de Mato Grosso do Sul.
© CIMI

Resistiremos. Si somos los primeros en ser atacados, también seremos los primeros en reaccionar.

Sonia Guajajara


Es hora de hacer resonar las voces indígenas en todo el mundo, de hablar y actuar en solidaridad.

No nos rendiremos hasta que los pueblos indígenas sean respetados como sociedades contemporáneas, hasta que tengan el control sobre sus vidas y tierras, y hasta que sean libres para decidir su propio futuro.



Survival tiene 50 años de experiencia en campañas efectivas que logran resultados. Desde 1969, en colaboración con los pueblos indígenas, solo en Brasil hemos llevado a cabo más de 50 campañas exitosas, y cientos más en todo el mundo.

Hemos parado los pies a madereros, mineros y petroleras que destruían las tierras, las vidas y los medios de vida de los pueblos indígenas. Hemos persuadido a gobiernos para que reconocieran los derechos indígenas. Hemos seguido documentando y exponiendo las atrocidades cometidas contra los pueblos indígenas y tribales y adoptando acciones directas para pararlas. Con tu apoyo, podemos poner fin a la guerra de Bolsonaro contra los pueblos indígenas. Por los indígenas, por la naturaleza, por la humanidad.