Detienen los planes de Repsol YPF en Perú por no tener en cuenta a los indígenas aislados

Repsol YPF está tramitando la aprobación de un proyecto de exploración petrolífera en la Amazonia norte de Perú. Con este fin, la empresa ha presentado una evaluación de impacto ambiental que ha sido provisionalmente rechazada por el Ministerio de Energía y Minas del país latinoamericano. Una de las razones que ha llevado al rechazo de la evaluación, es el hecho de que Repsol YPF no ha tomado en consideración la presencia de indígenas aislados en la zona en la que desea trabajar.

Sin embargo, antes de la presentación de la evaluación por parte de la compañía, Survival International  comunicó su preocupación al Ministerio peruano por el bienestar de los pueblos indígenas aislados que habitan en aquella parte de la Amazonia de cara a los planes de exploración de Repsol YFP. La organización, dedicada a la defensa de los pueblos indígenas,  informó de la existencia de, al menos, 2 pueblos no contactados presentes en la zona prevista para la exploración.

Los indígenas aislados viven en las zonas más remotas de la selva y, quizás debido a la experiencia brutal que ha supuesto para ellos el trato con no indígenas, prefieren mantenerse fuera del contacto con la sociedad mayoritaria permaneciendo en sus territorios ancestrales.

En total, se estima que hay 15 diferentes pueblos indígenas no contactados en Perú y todos sufren la amenaza de extinguirse debido a las exploraciones petrolíferas y las talas ilegales. Actualmente se ha abierto el 70 % de la Amazonía peruana a las prospecciones petrolíferas.

“La resolución del Ministerio peruano es un importante paso en el reconocimiento de la existencia y la extrema vulnerabilidad de los pueblos indígenas no contactados. Sin embargo, la única manera de que se garanticen realmente sus derechos, sus vidas y su salud es prohibiendo a las empresas petrolíferas que trabajen allí. Esta es su tierra y el Derecho Internacional lo reconoce. Esto es lo que debe hacer Repsol” declara Survival International.

El proyecto tiene como objetivo, según informe del propio Ministerio, “el desarrollo de 45 líneas sísmicas  2D con un total de 1,000km, con el objeto de determinar los lugares probables de ubicaciones para la instalación de pozos exploratorios”. Esto supone la detonación, en un área de 887,042 has, de pequeñas cargas explosivas que permitan detectar la presencia de crudo en el subsuelo.



Más información:
Miguel Angel del Ser
[email protected]
Tlf: +34 91 521 72 83