Funcionario admite que “los bosquimanos fueron expulsados por los diamantes”

Niños bosquimanos, CKGR, Botsuana 2004.
Niños bosquimanos, CKGR, Botsuana 2004.
© Survival International

En un nuevo libro publicado este mes, un alto funcionario del gobierno de Botsuana ha admitido que los bosquimanos del Kalahari fueron expulsados de su tierra para facilitar la minería de diamantes.

El funcionario, un “empleado gubernamental muy bien situado” en el momento de la expulsión de los bosquimanos de la Reserva de Caza del Kalahari Central en 2002, contó al autor estadounidense James G. Workman:

“He visto los planes; he mirado los planos. No me cite por mi nombre, por favor, puesto que me traería problemas. Pero por supuesto que el corte de agua tiene que ver con los diamantes. Tiene todo que ver con los diamantes.”

El Gobierno de Botsuana inutilizó el pozo vital para los bosquimanos cuando los expulsó, y derramó su abastecimiento de agua en la arena. Ha negado repetidamente que los yacimientos de diamantes de la reserva estuvieran detrás de las expulsiones, aunque Survival International y otros mantienen desde hace tiempo que esta era la causa.

La mina de diamantes planeada en la tierra de los bosquimanos fue archivada este año debido a la recesión global. Previamente, el depósito de diamantes de la reserva era propiedad de De Beers, quien lo vendió a la empresa Gem Diamonds poco después de que en 2006 el Tribunal Supremo de Botsuana dictaminara que los bosquimanos habían sido expulsados a la fuerza. En 2007 Gem Diamonds valoró el yacimiento en 2.200 millones de dólares, y anunció su intención de abrir la mina lo antes posible.

Muchos bosquimanos han regresado al Kalahari Central desde su victoria en el Tribunal Supremo, pero el Gobierno continúa prohibiéndoles el acceso al agua, y los bosquimanos han comenzado nuevos procedimientos legales para asegurar este derecho.

El libro “Heart of Dryness” de James G. Workman examina la campaña del Gobierno de Botsuana para expulsar a los bosquimanos, usando el agua como arma.

Para saber más sobre el libro o comprar un ejemplar, visita www.heartofdryness.com.