En 1994 el conductor de una excavadora que estaba removiendo tierras en la selva fue atacado en la oscuridad de la noche. Estaba destruyendo los huertos y los campos de caza de un grupo de familias ayoreo-totobiegosodes. Uno de los indígenas, Esol, se vio obligado a salir de la selva en 2004. Aquí nos cuenta su ataque a la excavadora.

Pueblos: los ayoreos


Vídeos relacionados