Contra todo pronóstico

Durante más de 500 años se predijo la extinción o la asimilación de los pueblos indígenas. Pero su desaparición no es inevitable.