La organización del Zoo del Bronx es cómplice de abusos a los “pigmeos” bayakas

La Sociedad para la Conservación de la Vida Silvestre (Wildlife Conservation Society, WCS según sus siglas en inglés), que es una de las organizaciones de conservación de la naturaleza más antiguas del mundo, con sede en el Zoo del Bronx, es cómplice de abusos contra los los “pigmeos” bayakas en la República del Congo.

WCS colaboró en la creación de un parque nacional ubicado en las tierras ancestrales de los bayakas, que ahora dirige. Dentro y fuera del Parque, financia y equipa violentas patrullas antifurtivos.

Los bayakas están siendo expulsados ilegalmente de sus hogares del bosque y se enfrentan a arrestos, palizas e incluso tortura a manos de estas patrullas. A pesar de conocer la existencia de estos abusos desde hace 18 años, WCS no ha adoptado ninguna medida efectiva para detenerlos.