Información de contexto

Gripe A

Cientos de miles de personas en todo el mundo han contraído la gripe A; más de mil han muerto por el virus. La OMS ha declarado una pandemia mundial.

Los pueblos indígenas son especialmente vulnerables a la gripe A. Aquellos que viven aislados carecen de inmunidad frente a enfermedades del exterior, mientras que los que mantienen contacto regular con foráneos a menudo sufren problemas de salud latentes que incrementan el peligro del virus.

Las desigualdades sanitarias

Los pueblos indígenas son más vulnerables a la gripe A porque muchos de ellos viven en la pobreza, incluso en países prósperos, con graves problemas de salud subyacentes. Enfermedades crónicas como la diabetes, cardiopatías o el alcoholismo suelen afectar en mayor medida a las comunidades indígenas, lo que implica un mayor riesgo de sufrir complicaciones en caso de contagio.

En Australia, los aborígenes, cuya esperanza de vida es entre 15 y 20 años menor que la de los no aborígenes, suponen casi una de cada 10 muertes por gripe A.

En Canadá, comunidades de las Primeras Naciones en Manitoba han registrado tasas de infección de 130 por cada 100.000 habitantes, comparado con 24 por cada 100.000 entre la población general.

Consulta el informe de Survival El progreso puede matar, que explica las razones que hay detrás de estas desigualdades sanitarias.

Indígenas aislados

Los pueblos indígenas aislados, aquellos que no mantienen contacto regular con población no indígena o mantienen un contacto muy limitado, carecen de inmunidad frente a las enfermedades de fuera. Incluso un resfriado común puede resultar letal para los pueblos indígenas aislados que nunca antes habían estado expuestos al virus.

Creo sinceramente que esta pandemia va a mostrar de forma clara, medible y trágica, exactamente qué significa, en términos de vida y muerte, que en muchas partes del mundo se hayan descuidado durante décadas las necesidades y los sistemas sanitarios.Margaret Chan, directora general de la OMS

La gripe A ya ha golpeado a 7 miembros del pueblo indígena matsigenka, en la Amazonia peruana, lo que hace temer un contagio devastador entre los indígenas aislados sin inmunidad ante enfermedades del exterior.

En tiempos de una pandemia mundial es aún más importante que se reconozcan y se protejan los derechos territoriales de los pueblos indígenas aislados. Cualquier incursión en su tierra podría introducir la gripe A entre los indígenas, con consecuencias desastrosas.

Acción

Survival insta a los gobiernos e instituciones sanitarias de todo el mundo a que tomen precauciones especiales para los pueblos indígenas durante la pandemia de gripe A.