Muere uno de los últimos indígenas avá canoeiros

Iwaí, uno de los últimos miembros de la tribu de los avá canoeiros, retratado en el año 2000.
Iwaí, uno de los últimos miembros de la tribu de los avá canoeiros, retratado en el año 2000.

© Fiona Watson/ Survival (2000)

Iwaí, uno de los últimos miembros de la cada vez más pequeña tribu de los avá canoeiros de Brasil, ha fallecido de cáncer con aproximadamente 56 años. Tras su muerte ya solo sobreviven ocho avá canoeiros en su pequeño grupo familiar.

Iwaí, su mujer Tuia, su suegra Matcha y la tía de su mujer, Naquatcha, fueron contactados por la Fundación Nacional del Indio
(FUNAI) en 1983 cuando se construyó una megapresa hidroeléctrica que provocaría la inundación de su refugio montañoso en la Serra da Mesa.

El Gobierno finalmente designó un territorio para los avá canoeiros en 1996.

Este pequeño grupo había sobrevivido a una masacre en 1962 y durante dos décadas buscó refugio en cuevas recónditas en lo alto de las montañas.

Aunque resulte sorprendente, este grupo de avá canoeiros vive a solo cinco horas de distancia en coche de Brasilia, la capital del país.

Por la noche, descendían de las montañas para buscar alimentos en los jardines de los colonos. De no lograrlo, sobrevivían cazando pequeños mamíferos como ratones y murciélagos. Esta existencia precaria conllevó que las mujeres no se quedaran embarazadas durante este período.

Desde que se produjo el contacto, Iwaí y Tuia tuvieron un hijo y una hija, Putdjawa y Trumak.

Putdjawa se casó con una indígena tapirape, con quien ha tenido tres hijos.

La muerte de Iawí supone una gran pérdida para el grupo: le caracterizaba el buen humor, la valentía por resistirse al contacto durante tanto tiempo y el haber ayudado a su familia a sobrevivir a innumerables masacres.

Los avá canoeiros son los últimos supervivientes de una tribu fuerte y orgullosa que ha vivido a la fuga desde 1780. Durante décadas han resistido férreamente contra los colonos blancos que los cazaban sistemáticamente a medida que se iba robando más y más tierra indígena.

Otro pequeño grupo de avá canoeiros fue contactado en 1973. Ahora viven en un estado vecino y comparten territorio con otras tribus.