La Iglesia da un paso "sin precedentes" al vender su participación en Vedanta

"Los planes de Vedanta de abrir una mina en Orissa, India, se han vuelto muy polémicos. ©Survival"
"Los planes de Vedanta de abrir una mina en Orissa, India, se han vuelto muy polémicos. ©Survival"
© Survival

En un movimiento inesperado, la Iglesia de Inglaterra decidió hoy retirar sus acciones de la controvertida minera Vedanta Resources por motivos éticos, asestando un fuerte golpe a la credibilidad de la empresa.

La Iglesia declaró que: “No estamos seguros de que Vedanta haya mostrado, o vaya a mostrar en el futuro, el nivel de respeto a los derechos humanos y las comunidades locales que nosotros esperamos…”, añadiendo que mantener inversiones en Vedanta “sería inconsistente con la política ética de inversión conjunta de los organismos inversores de la Iglesia”.

La decisión adoptada por la Iglesia es extremadamente inusual, ya que suele optar por una política de “diálogo constructivo” en vez de retirar sus inversiones. Ésta es sólo la última de una serie de noticias nefastas para la empresa. Survival International ha estado presionando durante un año a la Iglesia para que retirase sus inversiones de Vedanta.

El año pasado la empresa, que cotiza en el mercado de valores londinense, recibió una reprimenda pública por parte del Gobierno británico por no respetar los derechos humanos del pueblo indígena dongria kondh de la India, en la que supuso otra acción similar sin precedentes. El Gobierno argumentó que “era esencial un cambio en el comportamiento de la empresa”.

Según expresaron hoy fuentes internas a Survival: “La decisión sin precedentes de la Iglesia, además de ser bienvenida, envía una potente señal a las empresas que pisotean los derechos de los pueblos indígenas: no financiaremos vuestros abusos. Cualquiera que tenga acciones en Vedanta deber venderlas hoy si les preocupan los derechos humanos.”

La Iglesia no es la primera en retirar sus inversiones de Vedanta por motivos éticos. En 2007 el Gobierno noruego vendió su participación de 13 millones de dólares argumentando que “hay pocas razones para creer que las inaceptables prácticas de la empresa vayan a cambiar en el futuro”.

Además, la gestora Martin Currie Investments vendió su participación de 2.3 millones de libras en 2008 y el Fondo de Pensiones de BP disminuyó sus participaciones en empresa debido a su “preocupación sobre el modo de operar de la compañía”.

Survival está presionando a otros accionistas, incluida la Fundación Rowntree.