Email urgente

En el 50 aniversario de Botsuana, respeten los derechos de los bosquimanos

© Survival International

Diez años atrás, el Tribunal Supremo de Botsuana sentenció que los bosquimanos del Kalahari Central habían sido expulsados ilegalmente de su hogar ancestral y reconoció su derecho a regresar y vivir allí en paz. Pero a día de hoy la mayoría de los bosquimanos todavía se ven obligados a solicitar permisos de un mes de duración para permanecer en sus tierras o de lo contrario afrontan 7 años de cárcel.

El Tribunal también dictaminó que prohibir a los bosquimanos cazar violaba su derecho a la vida, pero el Gobierno ha impuesto un veto a la caza y una política de “disparen en el acto”.

Estas violaciones han sido criticadas por todo el mundo, incluso por las Naciones Unidas y el Departamento de Estado de Estados Unidos. Si no se detienen, no quedarán bosquimanos viviendo en la reserva en unas pocas generaciones.

Pide al presidente Khama y a su hermano, el ministro de Medioambiente, que respeten el fallo del tribunal a tiempo para el 50 aniversario de Botsuana en septiembre.

Si nuestro sistema de envío automático no te funcionara, por favor, copia el siguiente texto, o escribe uno propio, para enviar un mensaje desde tu email a las direcciones disponibles en el campo “Direcciones de envío.”

Emails enviados :  ¡Ayúdanos a conseguir 2.000!



Para: Presidente Ian Khama y HE Mr Tshekedi Khama

Direcciones de envío:[email protected] [email protected] [email protected]

Sus Excelencias:

Me preocupa sobremanera saber que pasados 10 años desde la sentencia del Tribunal Supremo de Botsuana, la mayoría de los bosquimanos de la Reserva de Caza del Kalahari Central todavía no pueden vivir libremente en su hogar ancestral.

Solo pueden vivir en ella una pequeña parte de ellos e incluso sus hijos deben solicitar permisos de un mes para visitarlos al cumplir 18 años. Con este sistema no quedarán bosquimanos viviendo en la reserva cuando esta pequeña parte muera.

A esto se suma que el veto a la caza en Botsuana criminaliza a los bosquimanos como “furtivos” cuando cazan para alimentar a sus familias, pese a que el Tribunal sentenció que era “equivalente a una condena [sobre ellos] de muerte”.

Lo insto a que marque este año histórico respetando plenamente el fallo del Tribunal antes del Día de la Independencia.