Email urgente

Peligro para los pueblos indígenas no contactados. ¡Actúa ahora!

-

-

© G. Miranda/FUNAI/Survival

El presidente de extrema derecha de Brasil, Jair Bolsonaro, está ejerciendo una fuerte presión para robar las tierras indígenas y abrirlas a la minería y a la agroganadería. Si lo consigue probablemente muchos pueblos indígenas serán aniquilados. Bolsonaro ha nombrado a un misionero evangélico fundamentalista, Ricardo Lopes Dias, para dirigir el departamento que se encarga de proteger los territorios de los pueblos indígenas no contactados, los más vulnerables del planeta.

Durante años Lopes trabajó en Misión Nuevas Tribus, una de las organizaciones misioneras más fundamentalistas. Pasó una década evangelizando tribus en el Valle del Javari, hogar de más pueblos indígenas aislados que cualquier otro lugar de la Tierra. Su nombramiento ha sido duramente criticado por la organización indígena de la región.

Si no se rectifica esta medida, la política que Brasil ha desarrollado durante largo tiempo de proteger a los pueblos indígenas aislados del contacto forzoso probablemente será revertida. Tribus enteras podrían resultar aniquiladas por la violencia genocida y por enfermedades como la gripe y el sarampión frente a las que apenas tienen inmunidad.

Por favor, envía un email o tuitea al ministro de Justicia de Brasil hoy instándolo a inhabilitar este peligroso nombramiento.

Emails enviados :  ¡Ayúdanos a conseguir 15.000!



Para: Ministro André Mendonça

Direcciones de envío:[email protected] [email protected]

CC email addresses: [email protected] [email protected] [email protected]

Estimado ministro:

Le insto a anular el nombramiento del Sr. Ricardo Lopes Dias en el departamento de asuntos indígenas, FUNAI.

Sin duda está tratando de abrir los territorios indígenas, animando a misioneros a contactar por la fuerza a tribus no contactadas y recientemente contactadas, y dando luz verde a madereros, agroganaderos y otros invasores para que se adentren en sus tierras.

Pueblos indígenas no contactados, los más vulnerables del planeta, podrían resultar aniquilados. Esto, por supuesto, supone una violación de la Constitución brasileña y del derecho internacional.

Brasil es el hogar de más tribus no contactadas que cualquier otro lugar de la Tierra. Por favor, garantice la protección de sus tierras para que puedan sobrevivir y prosperar.

Atentamente,