Brasil: arrestada una banda maderera cerca de una tribu no contactada

Los últimos kawahivas están siendo forzados a vivir huyendo de madereros armados y poderosos terratenientes. Imagen extraída del insólito vídeo grabado durante un encuentro casual con agentes gubernamentales.

Los últimos kawahivas están siendo forzados a vivir huyendo de madereros armados y poderosos terratenientes. Imagen extraída del insólito vídeo grabado durante un encuentro casual con agentes gubernamentales.

© FUNAI

Una banda de madereros ha sido detenida cerca del territorio de un pueblo indígena aislado en la cuenca amazónica. Fueron encontrados por un grupo de trabajo gubernamental, que también confiscó cuarenta camiones cargados de madera talada ilegalmente.

Los madereros fueron arrestados en la Reserva de Guariba, una zona de amortiguamiento para el territorio de la tribu de los kawahivas, que se encuentra seriamente amenazada. Estos no tienen contacto con el mundo exterior y las actividades madereras en su tierra los ponen en gravísimo riesgo.

Los pueblos indígenas en aislamiento son los más vulnerables del planeta. Sabemos muy poco sobre ellos. Poblaciones enteras están siendo aniquiladas, víctimas de la violencia de foráneos que les roban sus tierras y recursos, y por la propagación de enfermedades como la gripe y el sarampión frente a las que no han desarrollado inmunidad.

Survival International y el galardonado actor británico Mark Rylance presentaron recientemente el breve corto documental Los últimos kawahivas para atraer la atención sobre la lucha de este pueblo indígena por sobrevivir.

Según declaraciones del líder yanomami Davi Kopenawa, internacionalmente conocido como el “dalái lama de la selva”: “El lugar donde habitan, pescan, cazan y cultivan los indígenas aislados debe ser protegido. Todo el mundo debería saber que están ahí, en la selva, y que las autoridades deben respetar su derecho a vivir en ella”.

La tala ilegal es desenfrenada dentro y en los alrededores del territorio kawahiva (imagen de archivo).

La tala ilegal es desenfrenada dentro y en los alrededores del territorio kawahiva (imagen de archivo).

© Survival

Los kawahivas se enfrentan al genocidio. Han mostrado su deseo de permanecer en aislamiento. El contacto con el mundo exterior podría tener consecuencias catastróficas para ellos, como ya las ha tenido para familiares e incontables pueblos indígenas aislados en el pasado. Sin embargo, su situación no es desesperada. Si se respeta su derecho a permanecer en su tierra sin ser molestados podrán, no solo sobrevivir, sino también prosperar.

Un decreto que designaría la tierra de los kawahivas como Territorio Indígena lleva sobre la mesa del ministro de Justicia desde 2013. Survival International, el movimiento global por los derechos de los pueblos indígenas, está apremiándolo para que salve a los kawahivas de la extinción.

“Los kawahivas se enfrentan a la catástrofe a menos que su tierra sea protegida”, declaró el director de Survival International, Stephen Corry. “Si la selva desaparece, también lo harán los kawahivas. Brasil necesita hacer mucho más para evitar la extinción de otro pueblo indígena inocente.”

Nota para periodistas:

- Ver corto documental Los últimos kawahivas (duración aproximada: 2 minutos).