Brasil - Alto funcionario misionero destituido de su cargo por segunda vez

El misionero evangélico Ricardo Lopes Dias ha sido obligado a dejar su cargo como jefe del departamento de tribus no contactadas por segunda vez.

El misionero evangélico Ricardo Lopes Dias ha sido obligado a dejar su cargo como jefe del departamento de tribus no contactadas por segunda vez.

© Ricardo Lopes Dias

Ricardo Lopes Dias, un misionero evangélico, ha sido destituido por segunda vez de su cargo como jefe del departamento de indígenas no contactados y de contacto reciente de la Agencia de Asuntos Indígenas de Brasil, FUNAI.

Los indígenas de UNIVAJA, la Unión de Pueblos Indígenas del Valle del Javari, que han luchado contra su nombramiento desde el principio, celebran su destitución.

Su nombramiento a principios de año fue muy controvertido y la investigadora de Survival Sarah Shenker lo equiparó a “poner un zorro en un gallinero”. Lopes Dias trabajó durante muchos años con la Misión Nuevas Tribus de Brasil (MNTB), ahora también conocida como Ethnos360 en los Estados Unidos.

Según fuentes consultadas, la indignación por el nombramiento del misionero fundamentalista dentro de FUNAI era generalizada y abundaban las acusaciones de incompetencia y arrogancia.

Los misioneros evangélicos han intensificado sus esfuerzos para contactar a tribus no contactadas bajo el mandato de Bolsonaro: con el apoyo del grupo evangélico está presionando al Congreso para que abra las tierras indígenas a la explotación comercial.

Una fuente de la propia FUNAI reveló en septiembre que Ricardo Lopes Dias trató de promover una misión, sin comunicación previa y sin cuarentena por la Covid-19, en el Valle de Javari, el lugar del mundo con mayor concentración de pueblos indígenas aislados.

MNT de Brasil presenta su nuevo helicóptero para llegar a las tribus no contactadas del Valle de Javari a principios de 2020.

MNT de Brasil presenta su nuevo helicóptero para llegar a las tribus no contactadas del Valle de Javari a principios de 2020.

© NTM

Tras las presiones del Ministerio Público Federal y de UNIVAJA, un juez decidió en mayo que el nombramiento de Lopes Dias era ilegal y que debía ser destituido inmediatamente. Esta decisión fue anulada más tarde.

En mayo, la primera vez que Lopes Dias fue destituido de su cargo, Beto Marubo de UNIVAJA comentó: “Los pueblos indígenas del Valle del Javari persisten en la afirmación de que es nefasto el trabajo de un misionero en la CGIIRC [Coordinación General de Indígenas Aislados y Contacto Reciente], y esperan que esta sea una decisión definitiva. La justicia brasileña tiene que reconocer esa incoherencia, porque son circunstancias completamente incompatibles”.

Leonardo Lenin, Secretario Ejecutivo de OPI – Observatorio de los Derechos Humanos de los Pueblos Indígenas Aislados y Contacto Reciente – dijo hoy: “Un misionero fundamentalista al frente de la Coordinación de los Indígenas Aislados de FUNAI era sobretodo una afrenta a la libre determinación de estos pueblos. En varias ocasiones se hizo evidente la ineptitud de Ricardo Lopes en la política pública relativa a los indígenas no contactados. Un ejemplo de esto fue su caótica gestión para evitar que la Covid-19 llegara a las tribus no contactadas y de contacto reciente. Ahora es más evidente que nunca que es necesario contar con alguien con conocimientos indígenas específicos en este campo y que respete las leyes y normas que protegen los derechos de estos pueblos”.

Sarah Shenker, coordinadora de la campaña de Survival por los pueblos indígenas no contactados, dijo hoy: “El cese de Ricardo Lopes Dias es una victoria masiva de la campaña para lograr su destitución y para proteger las tierras de las tribus no contactadas. Las organizaciones indígenas y sus aliados han liderado la presión y la fiscalía ha adoptado medidas clave”.

“Survival y sus simpatizantes han presionado a las autoridades desde el día en que Ricardo Lopes Dias fue nombrado para el cargo a principios de año. Nos mantendremos vigilantes sobre lo sucede ahora, y seguiremos luchando para que las tierras de los pueblos indígenas aislados sean protegidas y para que su derecho a vivir como elijan sea respetado, siempre. Esperamos que Bolsonaro reciba el mensaje de que si continúa con su agenda genocida encontrará resistencia a cada paso”.

Hay más de 100 tribus no contactadas en el mundo, la mayoría de ellas en Brasil, donde los misioneros han redoblado sus esfuerzos para contactarlas.

Hay más de 100 tribus no contactadas en el mundo, la mayoría de ellas en Brasil, donde los misioneros han redoblado sus esfuerzos para contactarlas.

© G.Miranda/FUNAI/Survival

En muchas partes de Brasil, los territorios de los pueblos indígenas aislados son las últimas áreas significativas de selva que sobreviven. Ahora son el blanco de los acaparadores de tierras, madereros y agroganaderos que están destruyendo la selva a un ritmo alarmante y que amenazan la supervivencia de las tribus no contactadas.

UNIVAJA, Leonardo Lenin de OPI,y Sarah Shenker y Fiona Watson de Survival tienen disponibilidad para entrevistas.