Las protestas contra los madereros se extienden en Borneo mientras los penan bloquean carreteras.

Penan armados con cerbatanas bloquean una carretera mientras los camiones madereros de la empresa Shin Yang se aproximan
Penan armados con cerbatanas bloquean una carretera mientras los camiones madereros de la empresa Shin Yang se aproximan
© Survival

Las protestas en Borneo del pueblo indígena penan se han intensificado: doce comunidades se han unido para montar nuevos bloqueos en carreteras contra las compañías madereras y agrícolas que están destruyendo la selva.

Los periodistas que cubrían los bloqueos fueron interceptados por policías con metralletas y conducidos para su interrogatorio.

Cientos de penan han bloqueado carreteras en tres nuevos lugares del interior de Sarawak, en la parte malasia de la isla de Borneo. Los manifestantes exigen el fin de la tala y las plantaciones en sus tierras sin su consentimiento, y el reconocimiento de sus derechos de propiedad territorial.

El presentador de la BBC Bruce Parry visitó a los penan para su exitosa serie “Tribe”. Un penan le dijo: “No es cierto que nosotros los penan no queramos el progreso. Pero no el “progreso” por el que las madereras se instalan en la tierra. Lo que queremos es progreso real. Lo primero que necesitamos son derechos territoriales”.

Las nuevas protestas llegan pocas semanas después de los bloqueos por parte de dos comunidades penan cercanas. La destrucción de su selva priva a los cazadores-recolectores penan de los animales y plantas que comen y contamina los ríos en los que pescan. Sin la selva, muchos penan tienen problemas para alimentar a sus familias.

Los penan llevan luchando más de veinte años contra las compañías madereras que operan en su tierra con pleno apoyo del Gobierno. En las áreas donde los árboles valiosos han sido talados, las compañías están despoblando completamente de árboles la selva para hacer sitio a las plantaciones de aceite de palma.

Los bloqueos tienen como objetivo forzar a las compañías madereras malasias Samling, Interhill, Rimbunan Hijau y KTS a que concluyan su actividad en la tierra de los penan, si no se tiene el consentimiento del pueblo indígena. Uno de los bloqueos anteriores, montado en junio en el asentamiento de Ba Marong, resultó en la retirada de una subsidiaria de KTS de ese área – pero los penan temen que los madereros regresen.

En otro área penan, la famosa compañía Samling está avanzando sobre una parte de la selva del pueblo indígena que nunca se ha talado. Los observadores dicen que es probable que la carretera construida por la empresa llegue a la remota zona de Ba Jawi en las próximas semanas.

Fuentes internas de Survival han manifestado al respecto: “Las compañías madereras y plantaciones están evitando que los penan puedan alimentar a sus hijos. No es una sorpresa que se hayan lanzado a las barricadas. En algunas áreas los penan están recibiendo asistencia humanitaria para comer; antes de que los madereros llegasen nunca hubieran necesitado esa ayuda. El Gobierno malasio tiene que reconocer que esta tierra es suya y dejar de consentir su destrucción.”

Visita la página web de Survival sobre los penan

Más información:
Laura de Luis
[email protected]
Tel. +34 91 521 72 83