Indígenas guaraní expulsados de su tierra y su comunidad incendiada

Los guaraní de Laranjeira Ñanderu, forzados a acampar al lado de una carretera
Los guaraní de Laranjeira Ñanderu, forzados a acampar al lado de una carretera
© CIMI/Survival

Una comunidad de 130 indígenas guaraní-kaiowá de Brasil ha sido expulsada de su tierra esta semana, y ahora viven bajo lonas al lado de una transitada carretera, sin acceso a agua corriente ni comida.

Después de la expulsión, un grupo de personas no identificadas prendió fuego a su comunidad, destruyendo las casas de los indígenas, sus propiedades y animales. Survival ha remitido una protesta ante las autoridades brasileñas.

Esta comunidad indígena, conocida como Laranjeira Ñanderu, ya fue expulsada de su tierra ancestral en los años 60 por terratenientes ganaderos, quienes desde entonces la ocupan. Los terratenientes consiguieron una orden judicial para que la policía expulsara a los guaraní. En diciembre de 2007 los guaraní reocuparon parte de su tierra, tras haber permanecido durante años en una reserva superpoblada. Según declaró un anciano guaraní: “Yo nací aquí. Esta es nuestra tierra. No tenemos otro sitio adónde ir”.

Las expulsiones se producen, precisamente, la misma semana en que se estrena en el Reino Unido la galardonada película “Birdwatchers”, un largometraje que por vez primera protagonizan actores guaraní. Como telón de fondo a la trama sobre la que versa la película, se vislumbra la desesperada situación que este pueblo indígena vive en la actualidad.

Eliane Juca da Silva, una de las actrices guaraní, declaró durante la presentación de la película en el Festival de Venecia el año pasado: “Me hace llorar saber que tantos de nuestros niños están muriendo… Sólo queremos la oportunidad de seguir viviendo… Todo lo que queremos es alguna tierra para plantar y cazar.”

Más de 500 guaraní se han suicidado en las últimas dos décadas (el menor de ellos con tan sólo 9 años de edad), no viendo ningún futuro sin tierra. Muchos viven hacinados en reservas donde imperan la violencia, el alcohol y la malnutrición.

En 2007, la oficina del Fiscal General ordenó al Gobierno que mapeara y demarcase todo el territorio ancestral de los guaraní, pero el proyecto recibió una oposición aplastante por parte de los terratenientes y ganaderos, a quienes respalda el gobierno local, de modo que se paralizó el proyecto.

El relator especial de la ONU para pueblos indígenas publicó el mes pasado un crítico informe sobre Brasil, en el que señalaba, en particular, el conflicto territorial crónico del territorio de los guaraní, donde los “pueblos indígenas padecen una grave falta de acceso a sus tierras ancestrales”.

Survival International ha constituido el Fondo Guaraní de Survival, en asociación con Marco Bechis (director de Birdwatchers), para apoyar a este pueblo indígena. Todo el dinero recaudado irá destinado a ayudar a los indígenas a defender sus derechos, sus tierras y su futuro.

Fuentes internas a Survival expresaron hoy: “Es terriblemente irónico que la misma semana en que se estrena la película Birdwatchers en el Reino Unido, los indígenas guaraní hayan sido expulsados una vez más de sus tierras ancestrales y abandonados a sobrevivir al lado de una carretera.”

Más información:
Laura de Luis
[email protected]
Tel. +34  91 521 72 83